Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

7 trucos para impresionar estas Navidades

Truco
11 Diciembre 2017
Para quedar bien con tus invitados, ni es necesario ser chef profesional ni gastarte un dineral. Te damos varios trucos para impresionar estas Navidades.

Si, ya sabemos que nadie puede meter la mano dentro de una chistera y sacar un conejo o transformar un cenicero en un bonito ramo de flores. La maravilla del ilusionismo es que, aunque sabemos que tiene truco nos resulta inexplicable, nos hace soñar. Eso es la magia. Eso mismo tienes que conseguir estas Navidades con tus invitados. Dejarles con la boca abierta... echando mano para ello de algún truco de cocina. Porque ni tendrás que dejarte el sueldo, ni contratar a Ferrán Adriá, ni cocinar durante semana y media... Hoy te damos 7 trucos para impresionar estas Navidades.

Además, con un poco de imaginación y algunos trucos básicos, ni tendrás que comprar ingredientes carísimos, ni sacarte el título de chef. Al final, lo que cuenta de verdad, es que le pongas un poco de cuidado y mucho cariño. ¡A triunfar!

1. Presentaciones originales

Olvídate de los platos tradicionales... y cambia de registro, sirve ensaladas en copa, tartas en vasos, y aperitivos en cucuruchos... ¡dejarás con la boca abierta a tus invitados!. Por ejemplo, sirve unos huevos escalfados dentro de vasitos vintage de yogur, la típica frasca de cristal para licor... te puede servir para llevar a la mesa una crema calentita, puedes presentar el cóctel de marisco en una copa de cocktail, sirve unas chips en un cucurucho de papel de estraza, o emplea latas (si, si, la típica lata de sardinas) como plato para servir un aperitivo.

2. Tartaletas comestibles

Si, ya sabemos que los tradicionales volovanes o pequeñas tartaletas de masa quebrada no tienen nada de novedad. Es más, comienzan a ser un poco viejunos. Lo que te proponemos es que sirvas algún aperitivo en otro tipo de ‘tartaletas’. Por ejemplo un corazón de alcachofas bien limpio y vaciado, barquitas de pepino, o un enrejado con patata frita...

3. Trufar huevos

No hay plato más sublime que un huevo frito... entonces, ¿por qué no para Navidad?. Si te parece demasiado sencillo y del día a día... prueba a trufar los huevos... en un instante convertirás un sencillo huevo frito en un plato de alta cocina. Para ello, solo tendrás que guardar en un frasco hermético los huevos junto con una buena trufa durante varios días. Bien cerrado. Y pasado ese tiempo... los huevos (cuya cáscara es porosa) habrán cogido el fuerte aroma de la trufa. Lo mejor de todo... es que habrás usado la trufa... sin usarla o, mejor dicho, sin gastarla. Aún la tendrás entera y verdadera lista para usar en cualquier otro plato.

4. Cocina salsas y guarniciones... pero no platos

En muchas ocasiones, no es necesario más que un poco de imaginación para sorprender con platos originales y diferentes. Prueba a comprar pavo, pollo, ternera o cerdo ya asados. Por tu parte, solo tendrás que lonchearlo y darle un golpe de horno junto a alguna salsa sorprendente, o varias. Por ejemplo una compota de manzana, un coulis de frutos rojos, una salsa de miel, mostaza y frutos rojos.

5. DIY sobre la mesa

Hace unos años se pusieron muy de moda las fondues y las piedras calientes para que cada cual fuera haciendo su propia comida. Debe haber cientos de fondues, raclettes y piedras calientes durmiendo el sueño de los justos y ocupando espacio en los trasteros. Estás de enhorabuena ahora que vuelve a llevarse... Eso sí, ahora lo llamamos DIY (Do it yourself). Puedes preparar un par de tablas de cortar con varios tipos de queso junto a alguna salsa y confitura, y que cada cual vaya partiendo queso a su gusto. También es ideal para el postre... parte frutas variadas y prepara una fuente de chocolate fundido. Ñam ñam.

6. Foie, un valor seguro

El foie no falla. Pero no te enredes con recetas complicadas, ni te metas a elaborarlo de forma casera (mejor dejar los experimentos para más adelante). Lo ideal es comprar un foie gras entero de pato y servirlo a temperatura ambiente, partido en lonchas. Acompáñalo con tostas y con varias confituras, por ejemplo con confitura de cebolla, o de pimientos del piquillo, o con un poco de mermelada da arándanos. Coloca también unas cucharillas de servicio con pimienta rosa y con escamas de sal. ¡Y que cada cual se prepare sus propios canapés!. Más divertido y rico, imposible.

7. Cenas pesadas... ensaladas ligeras

Si en tu familia hay tradición de comer carne en la cena de Nochebuena... como un cochinillo asado, o cordero... no dudes en elaborar una ensalada sencilla y fresca. Escarola y granada, que ahora están en plena temporada, hacen una combinación perfecta, sencilla, elegante, refrescante. Adornarán cualquier plato, no te llevará nada de trabajo... ¡y te harán quedar genial!.

En Demos la vuelta al día: Como aligerar tus comidas de celebración

En Demos la vuelta al día: Guía del anfitrión foodie perfecto

En Demos la vuelta al día: Redes sociales y cocina: los 10 temas foodie más virales

En Demos la vuelta al día: Los errores de las abuelas en la cocina... ¡Sí, también se equivocan!

En Demos la vuelta al día: Ahorrar en Navidad: compra ahora y congela

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.