Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

5 trucos para cocinar con huevos

Truco
27 Agosto 2018
El huevo es un verdadero tesoro culinario y para que le saques aún más partido en la cocina queremos enseñarte estos 5 trucos para cocinar con huevos que seguro te resultarán muy útiles en tu día a dia.

Posiblemente el huevo es uno de los ingredientes más utilizados diariamente en la cocina. Infinidad de recetas necesitan de este nutritivo alimento que puede tomarse sólo, duro, poché, escalfado, pasado por agua, frito, revuelto, en tortilla, al horno... Son necesarios para preparar pastas, masas, salsas, rebozados; indispensables en casi cualquier receta de repostería como bizcochos, tartas, etc. Además, a pesar de los mitos y leyendas sobre su consumo, los huevos son uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza debido a la calidad de sus proteínas y a la gran cantidad de vitaminas, minerales y sustancias esenciales que aporta. Son pobres en sodio, y un huevo mediano contiene solo 75 calorías. La yema contiene vitamina D y vitamina A. ¿Qué más se puede pedir?  El huevo es un verdadero tesoro culinario y para que le saques aún más partido en la cocina queremos enseñarte estos 5 trucos para cocinar con huevos que seguro te resultarán muy útiles en tu día a dia.

1. ¿Cómo saber si un huevo está fresco o no?

En un recipiente alto o un vaso con agua echa un huevo. Si está fresco se hundirá completamente y tocará el fondo del recipiente. Si es menos fresco tocará el fondo con un extremo unicamente pero si no es fresco flotará en el recipiente. Este huevo debes desecharlo. ¿Por qué ocurre esto? Esto se debe a que como la cáscara es porosa, con el transcurso de los días el hubo expulsa agua y permite la entrada de aire en su interior. Por eso cuanto más tiempo pase desde la puesta, o peores condiciones de conservación tenga el huevo, mayor será el tamaño de la cámara de aire… y más flotará el huevo.

2. ¿Cómo quitar el trocito de cáscara al cascar el huevo?

Muchas veces, cuando cascamos un huevo, sea en un plato, en un bol o en la sartén cae un trocito de cáscara junto al huevo e intentamos quitarlo con la mano, con una cuchara, con cualquier cosa sin éxito poniéndonos de los nervios proque no conseguimos pescar ese trocito. Prueba a mojar un dedo en agua y retira la cáscara que ha caído en el recipiente ¡voilà! Este truco además de ser muy eficiente es una forma de evitar riesgos de salmonella.

3. ¿Cómo separar las yemas y las claras?

Con frecuencia, en muchas recetas debemos separar las claras de las yemas. Sigue este truco y verás qué sencillo es separar las claras de las yemas del huevo ayudándote de una botella vacía de agua, de plástico. Casca el huevo y échalo con cuidado sobre un plato. Toma con las manos la botella de plástico -vacía- y ponla boca abajo, apriétala con las manos para sacar el aire. Acércala a la yema y suelta los dedos. Por el efecto de la presión, la botella absorberá la yema. Dale la vuelta a la botella rápidamente y añade la yema a otro bol. ¡Así de sencillo!

 

Con las claras y las yemas separadas puedes preparar, por ejemplo, esta divertida receta de Huevos nube.

 

 

4. Huevos escalfados perfectos

Hacer un huevo escalfado no es nada difícil pero puede convertirse en una auténtica pesadilla. La clave principal es que el huevo sea muy fresco. 

Si sigues las instrucciones de nuestro vídeo te saldrán perfectamente pero si quieres pasar al siguietne nivel y que te queden bien redonditos casca el huevo sobre un colador. La parte más acuosa de la clara, se irá fuera. No te preocupes, esa parte es la responsable de que no queden bonitos. La que se quedará dentro del colador es precisamente la más densa, la que se cuajará alrededor de la yema.

5. Cómo conservar los huevos

Para mantener los huevos en el mejor estado posible lo ideal es guardarlos en la nevera una vez comprados. En general, a los huevos les perjudican los cambios bruscos de temperatura… y por ese motivo los huevos no se mantienen refrigerados durante su almacenamiento y distribución. Solo se recomienda guardarlos en frío una vez que han llegado a su destino final: tu hogar. Además es conveniente guardarlos en su propio estuche de cartón porque así los protegemeos de esos cambios te temperatura que puede producirse al abrir y cerrar la nevera. Es importante guardarlos sin lavar ya que así se mantiene la protección natural de la cáscara. Si los lavamos y después los guardamos, la contaminación externa que se diluye al lavarlos podría contaminar el interior del huevo.

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.