Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

13 trucos para que los niños coman bien

Truco
18 Octubre 2016
Conseguir que los niños coman de todo, que prueben sabores nuevos y que salgan de los espaguetis con tomate... puede llegar una misión imposible. Aunque a veces los padres son responsables si sus hijos son muy ‘tiquismiquis’. Te damos 13 trucos para que los niños coman bien. Infalibles.

‘No me gusta’, ‘No lo quiero’o ‘quiero pizza’... son, para muchos padres, el pan nuestro de cada día a la hora de comer. Conseguir que los niños coman de todo, que prueben alimentos nuevos, y que salgan de los espaguetis con tomate es, en muchas ocasiones, una labor titánica. Sin embargo, el ‘pero sí no lo has probado’, ‘come y calla’, ‘hasta que no lo termines todo no te levantas de la mesa’ también es para muchos niños el pan nuestro de cada día a la hora de la comida. Y estas frases, tampoco son la solución. 

Sobre todo recuerda, un niño melindroso, generalmente, no nace, se hace. Y lo hacemos nosotros sin darnos cuenta. Así que toma nota de estos 13 trucos para que los niños coman bien.

1. Comer todos juntos

Hay que normalizar el acto de comer, convertirlo en un momento bueno, agradable, en el que la familia se reúne, sin prisa y sin tensiones. Que el niño coma solo mientras tú le miras torciendo el morro porque va despacio... no es el marco más adecuado.

trucos para que los niños coman bien

2. La regla de las 12 veces

Si tu hijo rechaza probar un alimento nuevo... no le fuerces. No pasa nada (‘¿de verdad no quieres probar esto? Bueno, pues ya me lo como yo’). Pero ten paciencia. Y vuelve a intentarlo otro día... y otro... y así hasta 12 veces. En efecto, dicen los expertos que a un niño hay que darle a probar un alimento nuevo hasta 12 veces antes de poder asegurar que lo rechaza de plano y que no quiere probarlo.

3. Los padres, los primeros

Quieres que tu hijo coma espinacas porque sabes lo saludables que son y que las verduras de hoja verde no pueden faltar en una dieta variada. Pues bien, los padres son los primeros que deben dar ejemplo. No pretendas que tu hijo coma espinacas (o lo que sea) si tú mismo lo rechazas. Los  niños no son tontos y se darán cuenta.

4. Baile de disfraces

Aquellos alimentos que rechaza o que no le gustan mucho... estarán mucho mejor si los disfrazas un poco... por ejemplo con una salsa de tomate, o con ingredientes que le gusten, como la pasta.

Pequeños engaños... son aceptables, como añadir un puñado de esa verdura que no le gusta nada a un puré con muchos otros ingredientes y no decírselo. Pero mucho cuidado, porque pasarse con los engaños puede ser contraproducente. Poner a un niño un puré de judías verdes y decirle que es de zanahoria, no cuela... y tienen más paladar del que nos imaginamos. Y muchas veces son capaces de detectar el sabor de los ingredientes por muy enmascarados que estén.

5. Emplatados divertidos

Una cosa es intentar engañar... y otra muy diferente –y muy recomendable- es presentar los platos con presentaciones divertidas y sugerentes. Desde luego, tendrás que estrujarte un poco la cabeza y dedicarle tiempo. Pero el resultado, merece la pena.

trucos para que los niños coman bien

6. Su plato preferido... ¡saludable!

¿A tu hijo le gusta la pasta? ¡Perfecto! Pues haz una delicioso plato de pasta con verduras y salsa de tomate casera. ¿Le gusta la pizza? Genial, pues hazla casera con tomate natural y champiñones. ¿Le encanta la lasaña? Pues qué mejor que hacer un sofrito de pimientos y champiñones bien picaditos junto a la carne picada. ¿Su plato favorito son los huevos fritos? Pues acompáñalos de un rico pisto manchego. O si, por ejemplo, le gustan los finger se pollo... ¿por qué no pruebas a hacerlos caseros eligiendo tú el trozo de pollo? Recuerda,cuando hablamos de comida basura, no nos referimos al plato, sino a su elaboración.

trucos para que los niños coman bien

7. Ante todo, mucha calma

En ocasiones, los niños tienen la capacidad de llevarte al límite y ponerte contra las cuerdas. Sobre todo en momentos... como el de la comida. Cuenta hasta 10 y tranquilízate. Es muy importante no perder la paciencia ni montar en cólera. Lo mejor contra una rabieta... es la indiferencia. Y, sobre todo, que no se salga con la suya.

8. Cocina con los niños

Es increíble lo que los niños llegan a comer cuando han participado en su elaboración. Implícales en la cocina, deja que te ayuden, dales tareas... y los fines de semana, especialmente... ¡que metan las manos en la masa!. Porque cocinar puede ser el mejor de los juegos.

trucos para que los niños coman bien

9. Comienza desde bien pequeñito

Cuando era un bebé... ¿qué comía tu hijo? Potitos procesados con una fecha de consumo preferente de más de un año. Si es así, debes saber que te va a ser muy complicado que coma verduras frescas. Si, por el contrario, ha comido purés elaborados por ti mismo, con verduras y frutas frescas... será mucho más fácil.

trucos para que los niños coman bien

10. La comida... ni premio ni castigo

Si tu hijo se ha portado mal y le amenazas con darle coliflor de cena... debes entender que siempre rechazará la coliflor, porque es algo negativo y sinónimo de ‘castigo’. Hasta aquí, seguro que todos estamos de acuerdo. Pero cuidado con dar a tu hijo recompensas y premios en forma de... ‘nos vamos a una hamburguesería’, ‘esta noche pizza’ y de premio ‘macarrones con tomate’. Si lo haces, en el fondo le estás dando un mensaje equivocado: esos son los platos realmente buenos y no el pescado ni la verdura. Los premios y recompensas mejor que sean de otro tipo: comprarle un pequeño juguete, una tarde en el cine o en el parque de bolas.

11. Evita el picoteo

¿Qué te ocurre a ti cuando te pones morado de algún snack o picoteo? Pues que a la hora de la cena ya no tienes hambre. Bien, pues... ¡a los niños les pasa lo mismo!. Si permites que coman todo lo que les apetece cuando llegan hambrientos del cole, luego no cenarán. Sobre todo, porque generalmente comen dulces y chucherías que les gustan mucho. Tampoco decimos que no coman nada para que lleguen a la hora de cenar lampando de hambre. Se trata de prepararles una merienda saludable y equilibrada.

12. No le obligues

Los adultos, no tenemos el mismo apetito cada día. A los niños les ocurre lo mismo. Si un día rechaza la comida, no le fuerces ni le obligues. Es peor que asocie la hora de comer con el peor momento del día, a que un día coma menos. Pero tampoco le cambies la comida por algo que le gusta mucho. Si haces estás perdido, se siente un precedente peligroso.

trucos para que los niños coman bien

13. Respeta lo que no les gusta

Todos tenemos gustos. Y a todos nos gustan más unas cosas que otras. A los niños les pasa igual. Es cierto que no hay que permitir que sean ellos los que elijan el menú que van a comer a diario, ni que rechacen de forma genérica todos los pescados, o toda la fruta o todas las verduras así porque sí. Pero también hay que respetar que hay alimentos cuyo sabor no les gusta, les resulta desagradable. Al fin y al cabo... eso nos pasa a todos.

En Demos la vuelta al día: Se acabó el ‘come y calla’

En Demos la vuelta al día: Star Wars Food: que la fuerza te acompañe... con estos 5 alimentos

En Demos la vuelta al día: Art Smoothie: el arte de los batidos imposibles de comer

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.