Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Verduras de primavera: 7 joyas de la huerta

Reportaje
23 Marzo 2015
Porque se cultivan solo entre los meses de marzo y junio, o porque es en esta temporada cuando se recogen las mejores, nuevas y más tiernas verduras... la primavera es el mejor momento de la huerta.

Espárragos

Ya sean verdes o blancos, esta es otra de las verduras de las que disfrutamos durante todo el año gracias a las conservas.  Aunque en primavera el espárrago fresco es inigualable. Desde finales de marzo... y hasta junio, podemos disfrutar de ellos. Existe una variedad violeta, muy sabroso, aunque son más conocidos los verdes y blancos. El espárrago verde es bastante largo y tierno. El blanco debe su color a que crece bajo tierra, de forma que al no recibir la luz del sol, no desarrolla clorofila. Sean como sean, hay que elegir los que están más rectos, son firmes, crujientes y con una yema compuesta de escamas bien cerradas.

Guisantes

Es una de las verduras que con mayor éxito se ha conseguido congelar y conservar, gracias a lo cual disfrutamos de ellos durante todo el año. Sin embargo, frescos y encerrados en su vaina, el guisante es una de las verduras estrella de la primavera. Se pueden comer crudos... son firmes, crujientes y de sabor ligeramente dulce. Son muy ricos en vitaminas A y C y aportan además calcio, hierro y fósforo.

Habas

Se pueden tomar durante todo el año secas, como una legumbre... aunque frescas son otra de esas verduras imprescindibles en primavera. Las habas están ‘a punto’ entre marzo y julio. Cuando se cosechan verdes, aún sin desarrollar del todo... se denominas habitas, todo un manjar de lo más cotizado. Tienen un sabor pronunciado, muy característica, y aportan mucha fibra, vitaminas... y muy pocas calorías.

Calçots

Se trata de una especie de cebolleta que se cultiva desde finales del invierno hasta finales de abril... y que constituye uno de los productos más característicos de la gastronomía catalana. También se les denomina cebolla tardía de Lleida. Se consumen con salsa romesco en las denominadas calçotadas en los últimos días de invierno. Su nombre se debe a que se cubren de tierra cuando se están formando (calçar la terra sobre la planta) para que su tallo alcance los 20  o 25 centímetros... pero quede blanco.

Espinacas

Las espinacas se consumen durante todo el año y se cosechan también durante todo el año... aunque es en primavera cuando aparecen los primeros brotes, tiernos y deliciosos, ideales para comer crudos. Estamos ante una de las verduras de hoja oscura más ligera y rica en fibra.

Puerro

Las virtudes del puerro son innumerables: son diuréticos, laxantes, apenas aportan calorías pero sí mucha fibra y sales minerales... Pero además, son indispensables a la hora de hacer caldos y sofritos, por lo que son un pilar básico en la dieta mediterránea. Se producen y consumen durante todo el año, aunque los de primavera son algo más pequeños y de sabor más suave y delicado.

Rábano

El rábano es una verdura de raíz que se cosecha durante todo el año aunque entre marzo y agosto se consiguen los mejores. Existen muchos tipos de rábanos, aunque los más conocidos aquí son el cereza, de color rojo escarlata y el nacional, con la parte superior blanca. Gracias al auge de la cocina asiática, ya empezamos a encontrar en nuestro mercado un tipo de rábano denominado daikon, que es largo, blanco, y de sabor picante.

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.