Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Todo por la pasta

Reportaje
5 Junio 2015
Existen cientos de tipos de pasta... ¿conoces las más importantes?

Es un alimento barato, es nutritivo, es fácil y rápido de cocinar... pero, sobre todo, la pasta es deliciosa. Existen más 200 tipos de pasta diferentes... ¿cuál debes elegir? ¿elegir una forma u otra depende solo de tus gustos? ¿es igual la pasta fresca que la seca? ¿Cuándo buscar la pasta enriquecida? ¿qué salsa va con cada pasta?

Hay combinaciones tan clásicas que nos resultaría extraño de otro modo. Esa especialidad italoamericana de espaguetis con albóndigas sería impensable con macarrones... de la misma manera que esa especialidad tan española de macarrones con chorizo no quedarían igual con cintas o fettuccine... quienes, a su vez, son los ideales para degustar los Fettuccine Alfredo.

    Pastas largas

Espaguetis: Es, con seguridad, la más reconocida de todas las pastas, y la más preparada y consumida en todo el mundo. Son originarios del sur de Italia, concretamente Nápoles... y aunque ya se preparaban antes, fue a mediados del siglo XIX cuando fueron bautizados con su nombre: spaghetti. Van bien con cualquier salsa... especialmente las elaboradas a partir de aceite, o cualquier salsa de tomate, etc...

Bavete: es una pasta seca, larga y lisa... tiene una forma de tira plana muy estrecha... es, como un espagueti aplastado. Se trata del tipo de pasta más típico en Liguria, la capital de Génova. Así que es el tipo de pasta ideal para hacer con una salsa pesto.

Bucatini: se trata de una especie de espagueti... pero con agujero en el centro. Por ello, su grosor es mayor que el de un espagueti normal. Es muy típico de la capital italiana, de Roma y de toda la región central. Por ello, es ideal para tomar con salsa amatriciana.

Capellini: son como unos espaguetis, pero muy finitos. Son muy delgados y redondeados. Al ser tan finitos, son ideales para tomar con salsas muy ligeras, por ejemplo, son perfectos para tomar al alio e olio. También se pueden tomar en sopas.

Tagliatelle o tallarines: son como espaguetis... pero planos. Es decir, son cintas estrechitas. Son ideales para tomar con salsas de carne, o con salsas de trufa.

Fettuccine: Son cintas como los tallarines... pero un poco más anchos.

Papardelle: son cintas largas de más de dos centímetros de ancho. Se suele consumir fresca y casera. Son ideales con salsas contundentes.

     Pastas cortas

Macarrones: es la pasta en forma de pequeño tubo por excelencia... y la que más se ha preparado en España desde hace muchos años... aunque hoy en día ya estamos familiarizados con toda la pasta italiana. Es muy resistente... por lo que es ideal para salsear por encima, añadir queso y hornear.

Penne: su nombre deriva del termino italiano penna, que significa pluma. Son parecidos a los macarrones pero sus extremos se cortan al bies. Su superficie generalmente es rallada. Es precisamente ese corte oblícuo y las líneas, las que hacen que los pennes retengan tanto el condimento o la salsa. Son tan versátiles que se pueden tomar con cualquier salsa o condimento.

Fusilli o espirales: son divertidos y vivos... es una pasta ideal para hacer de cualquier forma dado que por su forma no suelen pegarse entre sí y además atrapan perfectamente las salsas. Un fusilli con salsa de tomate es estupendo.

Lazos o farfalle: Los lacitos o mariposas... son una de las pastas más divertidas en la cocina. En realidad no son más que cuadraditos de pasta apretados con unos dobleces en el centro. Son ideales con salsas ligeras, con verduras, o ensaladas contundentes... por ejemplo con aguacate.

Conchiglie o conchas: tienen forma de concha o de pequeña caracola. 

Pipe rigate: gracias a su doble abertura, esta pequeña pasta atrapa el condimento y la salsa... son ideales para tomar con salsas de tomate... pero también en ensalada. Los que son de menor tamaño, se pueden tomar en sopa.

     Pasta rellena

Raviolis: Son pequeños cuadrados rellenos con los bordes aserrados. Los hay de muchos tamaños y existen cientos de posibles rellenos: carne, queso, verduras, setas, pescado...

Tortellinis: es otra variedad de pasta rellena... en este caso se hace un círculo con ellos. Se trata de una especialidad de la ciudad de Bolonia... y aunque los originales estaban rellenos de carne y jamón... las posibilidades son infinitas.

     Láminas de pasta

Canelones: pequeños cuadraditos de pasta... como de unos 10 centímetros de lado que se rellenan y se enrollan sobre sí mismos. Los rellenos son infinitos... Son ideales para hornear, en función de su relleno.

Lasaña: el relleno en este caso se coloca entre una lámina y otra de lasaña, que se superponen. Se trata de láminas mucho más grandes y, al igual que los canelones... los rellenos son muy variados, aunque una de las más tradicionales es la lasaña a la boloñesa.

     Pasta fresca, seca o enriquecida

Al margen de su forma, la pasta puede ser seca, cuando, una vez hecha se somete a un proceso de secado; o fresca, cuando se presenta con una humedad del 30% y están recién elaboradas. Además, hay pastas enriquecidas a las que se les ha añadido algún ingrediente que les da sabor, color y algunas propiedades: huevo, tomate, espinacas, tinta de calamar, etc.

En Demos la vuelta al día: Las 6 claves para cocinar la pasta seca

En Demos la vuelta al día: Pesto y cia.: salsas italianas

En Demos la vuelta al día: 9 maneras perfectas de arruinar la comida a un italiano

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.