Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Tensión alta: dieta a seguir contra la hipertensión

Reportaje
16 Mayo 2016
En el Día Internacional contra la Hipertensión Arterial... nos ocupamos de un factor clave para luchar contra ella: la dieta.

En el Día Internacional contra la Hipertensión Arterial... nos ocupamos de un factor clave para luchar contra ella: la dieta. Tensión alta: dieta a seguir contra la hipertensión

Antes de nada... ¿qué es exactamente la hipertensión?

La presión arterial es la fuerza que genera el pasaje de la sangre sobre las paredes de las arterias. Así, está determinada por la cantidad de sangre que circula en nuestro torrente sanguíneo, y el calibre de las arterias. Cuanta más sangre circule y menor sea el diámetro de las arterias, mayor será la tensión arterial.

La presión máxima o sistólica es la que se produce cuando el corazón se contrae para enviar la sangre a todo el cuerpo. La presión mínima o diastólica es la que se produce cuando el corazón se relaja para permitir que entre la sangre en sus cavidades. Una presión ideal... es menor o igual a 130 milímetros de mercurio de presión máxima, y menor o igual a 85 mm Hg de mínima.

Cuando hablamos de hiptertensión nos referimos a que la sangre movida por nuestro corazón a través de las arterias, tiene una presión mayor de la deseable.

tension alta dieta contra la hipertension

La dieta para la hipertensión

En líneas generales, la dieta en casos de hipertensión se basa en una alimentación rica en frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres, pescados y carne magra. Por su parte, esta dieta debe limitar al máximo los alimentos precocinados, las conservas ricas en sal, los salazones, los encurtidos, así como los alimentos ricos en grasas saturadas, como los embutidos, las carnes procesadas como salchichas, los lácteos enteros, la mantequilla y la bollería y pastelería.

Sal, public enemy

La sal, o el sodio... es el peor enemigo para el hipertenso. La sal provoca retención de líquidos, es decir, cuanta más sal haya en nuestro cuerpo más agua se retendrá en la circulación, y mayor será la presión arterial. La sal es fundamental para el organismo... aunque tan solo necesitamos aproximadamente 2 gramos diarios, y en las dietas occidentales, habitualmente 8 veces esta cantidad. Por eso es tan importante que quien padece de hipertensión, limite el consumo de sal. Además de la sal que utilizamos en la cocina, hay que tener en cuenta que muchos alimentos ya tienen por sí mismos sodio... sobre todo la carne de cerdo, vísceras como los riñones o el hígado, los mariscos y todos los alimentos procesados. A la hora de cocinar, debe reducirse al mínimo la sal añadida.

tension alta dieta contra la hipertension

Potasio y calcio... tus aliados

Tanto el potasio como el calcio serán tus mejores amigos. Estos minerales son dos de los nutrientes más importantes para combatir los efectos nocivos de la hipertensión... ya que actúan como neutralizadores del sodio.

Existen alimentos ricos en potasio que están especialmente recomendados para la hipertensión arterial... como las espinacas, coliflor, brócoli, escarola, setas y champiñones. También las legumbres, con su caldo de cocción. Y frutas como el plátano, los dátiles, las moras, los albaricoques, el kiwi, el coco, las ciruelas o los nísperos. También los frutos secos como las almendras, avellanas, piñones y pistachos... aunque en este caso hay que tener en cuenta sus calorías y, por tanto, tomar con prudencia.

El calcio, por su parte, se encuentra fundamentalmente en la leche y sus derivados, como el queso y los yogures. Eso sí, se deben tomar desnatados para evitar el consumo de grasa. También tienen mucho calcio los pescados pequeños, sobre todo si se toman con su raspa. Las conservas de sardinas y caballa, sí que están permitidas... ¡y recomendadas!.

tension alta dieta contra la hipertension

Estilo de vida

La dieta es un elemento importantísimo a la hora de prevenir y de tratar la hipertensión... pero no es, en absoluto, el único. De hecho, tratar la hipertensión requiere un cambio de estilo de vida. Además de llevar una dieta sana baja en sodio y pobre en grasas saturadas, hay que practicar deporte... pero ¡ojo!, que no todo vale. Hay que apostar por un ejercicio moderado, que no sea de impacto, pero regular. Además, hay que tomarse la vida con calma y reducir los niveles de estrés, y bajar de peso en caso de sufrir sobrepeso. Por descontado, el tabaco está absolutamente prohibido.

En Demos la vuelta al día: 10 consejos para cuidar el corazón a través del estómago

En Demos la vuelta al día: 10 alimentos para cuidar tu corazón

En Demos la vuelta al día: Conejo: carne sabrosa y saludable

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.