Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Sungazing: la peligrosa dieta solar

Reportaje
19 Agosto 2017
Tomar el sol es saludable. Pero dejar de comer y beber pensando que el sol nos proporcionará todo lo que necesitamos, como si fueramos un helecho, es disparatado y peligroso... ¡No contamos con la clorofila con la que las plantas realizan esta función!. Aun así hay un método que lo propone. Sungazing: la peligrosa dieta solar.

Tomar el sol es saludable. Pero dejar de comer y beber pensando que el sol nos proporcionará todo lo que necesitamos, como si fueramos un helecho, es disparatado y peligroso... ¡No contamos con la clorofila con la que las plantas realizan esta función!. Aun así hay un método que lo propone. Sungazing: la peligrosa dieta solar.

En la loca carrera por adelgazar por la vía rápida... el listado de  dietas milagro no para de crecer. Método Atkins, Dukan, Perricone, dieta de la hormona del embarazo, la dieta de la alcachofa, dieta alcalina, dieta paleolítica...  Se trata de dietas muy diferentes entre sí pero que tienen dos puntos en común: prometen mucha pérdida de peso en muy poco tiempo y son peligrosas para la salud además de ineficaces a medio y largo plazo.

La última -y especialmente peligrosa- dieta se denomina dieta del sungazing, que significa, literalmente ‘contemplar al sol’... aunque debería traducirse como alimentarse de sol. Porque este método se basa precisamente en eso: dejar de comer para alimentarse exclusivamente de sol.

La filosofía del sungazing

El sungazing es una filosofía o forma de vida que se basa en primer lugar en la observación del sol. Se trata de una ‘terapia’ que defiende que al mirar al sol el cuerpo recibe la energía del astro rey... una energía capaz de curar algunas enfermedades y aportar bienestar. Los seguidores del sungazing ‘observan’ al sol al amanecer y al anochecer, para que no resulte dañino para los ojos, y además lo hacen de forma progresiva (al principio apenas unos minutos, y después van añadiendo tiempo) para acostumbrar a los ojos.

El gurú de esta filosofía del sungazing es Hira Ratan Manek. A este indio de 79 años de edad se le conoce como ‘el hombre que mira al sol’. Ratan Manek asegura que la energía que le proporciona el sol le permite vivir sin necesidad de comer, ya que aporta al cuerpo todos los nutrientes necesarios. Él mismo asegura que lleva más de diez años sin consumir nada más que líquidos. Líquidos y sol, mucho sol. “La luz del sol entra en el cerebro y a través de él el cuerpo entero se carga de energía. [...] No hay hambre, no hay deseo de comer. [...] El cuerpo tiene un mecanismo para recibir la energía solar y transformarla en cualquier tipo de energía que requiramos”, asegura Hira Ratan Manek.

sungazing la peligrosa dieta solar

La realidad del sungazing

No sabemos si realmente Hira Ratan Manek lleva 21 años viviendo sin probar alimento alguno más que sol y líquidos, tal y como asegura. Este yogui asegura que dedicó tres años en establecer el protocolo de observación del sol y a partir de ahí el hambre fue desapareciendo de forma progresiva. No es el único caso... existen otros yoguis y místicos que aseguran haber dejado de comer y vivir gracias al sol y la meditación.

Sea como sea, y al margen del estilo de vida asceta que llevan estos personajes, el sungazing se ha popularizado por todo el mundo como una dieta que cura enfermedades y permite adelgazar rápidamente.

Todas las alarmas saltaron cuando una mujer suiza de 50 años murió después de cuatro semanas siguiendo esta dieta. Había dejado de comer y beber y tan solo tomaba el sol. La autopsia reveló que murió de hambre... mientras ella creía que se alimentaba del sol. Este caso tan extremo no es único. Se han dado otras muertes vinculadas a esta dieta en Alemania, Reino Unido y Australia.

sungazing la peligrosa dieta solar

Cuestión de clorofila

La realidad de esta dieta o filosofía de vida es que no tiene ningún fundamento. ¿A través de qué mecanismos el sol se transforma en energía en nuestro organismo?. 

Por mucho que en ocasiones nos sintamos ‘frescos como una lechuga’... nuestro organismo dista mucho de parecerse a un vegetal. Un helecho –así como todo el reino vegetal- sí que transforma la luz solar en su alimento, lo que les permite crecer y desarrollarse. Y para realizar esta función cuentan con la clorofila... la sustancia de color verde que obra el milagro. Pero el ser humano ni es de color verde ni tiene clorofila para transformar la luz solar en energía (salvó quizá el increíble Hulk, Flecha Verde, y el Gigante Verde). No, definitivamente, no somos helechos.

sungazing la peligrosa dieta solar

Los beneficios del sol

Nadie duda de los muchos beneficios que tiene el sol. Tomar el sol (con la adecuada protección, por supuesto) es de lo más saludable. La piel, los huesos, el sistema inmunitario y el descanso son los principales beneficiados. Los rayos UV ayudan a producir vitamina D en la piel, fundamental para la mineralización de los huesos, al favorecer la absorción en el intestino del calcio y el fósforo.

Lo cierto es que por muchos beneficios que tenga el sol, el ser humano no cuenta con la clorofila de las plantas para transformar la luz solar en energía dentro del organismo. Cuando nos sentimos con las pilas cargadas después de tomar el sol en la playa... se trata más bien de un estado general de relajación y bienestar.

En realidad, el culto al sol... no es nada nuevo. Ya lo practicaban los egipcios a través del dios Ra. También los mayas y los aztecas adoraban al Sol. Y no está mal que lo hagamos también nosotros... pero para broncearnos, no para alimentarnos.

sungazing la peligrosa dieta solar

En Demos la vuelta al día: Verduras de hoja verde: el ingrediente milagro

En Demos la vuelta al día: 7 dietas que NO debes seguir (son peligrosas para tu salud)

En Demos la vuelta al día: La revolución verde

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.