Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Roald Dahl : Centenario del padre de Charlie y la fábrica de chocolate

Reportaje
13 Septiembre 2016
Roald Dahl era un verdadero contador de historias, con una imaginación desbordante... que nos ha hecho soñar a todos con ríos de chocolate. Este 13 de septiembre se cumple en centeneraio del creador de personajes como Willy Wonka o Matilda. Felicidades gigante.

Gracias a la fabulosa novela ‘Charlie y la fábrica de chocolate’, cada 13 de septiembre, aniversario del nacimiento de Roald Dahl, su autor, se celebra el Día Internacional del Chocolate. Este año celebramos su centenario. Hoy, el genial escritor nacido en Gales, autor de obras tan célebres de la literatura infantil y juvenil como Willy Wonka o Matilda, habría cumplido 100 años. Roald Dahl : Centenario del padre de Charlie y la fábrica de chocolate

La infancia de Roald Dahl no fue sencilla. Con cuatro años murieron su padre y su hermana mayor con apenas unas semanas de diferencia y se educó en un severo colegio británico. Pero su colegio estaba muy cerca de la fábrica de chocolate de Cadbury, y la marca les daba a probar todas sus novedades para saber qué aceptación tendrían sus dulces entre los niños. Quizá esa anécdota esté en el origen de la historia que nos ha hecho soñar a todos con campos dulces y ríos de chocolate.

roald dahl

Charlie y la fábrica de chocolate

‘Charlie y la fábrica de chocolate’ es un cuento lleno de imaginación y fantasía, pero también lleno de reflexión... todos los niños que entran en la fábrica, salvo Charlie, reciben un fuerte correctivo por su glotonería, avaricia o despotismo. ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ ha sido llevada al cine en dos ocasiones. La última –y con gran éxito-, de la mano de Tim Burton y su actor fetiche Johnny Deep, que se mete en la piel del excéntrico dueño de la fábrica de chocolate más colosal del mundo, Willy Wonka. Antes, en 1971, sería el recientemente fallecido Gene Wilder quien interpretara a Wonka.

roald dahl

“El que no cree en la magia nunca la encontrará”, solía decir Dahl. Él, desde luego, la manejaba como nadie. Roald Dahl es el padre de Charlie, Willy Wonka y su fábrica de chocolate, pero también de Matilda, de los Gremlins (esas criaturitas adorables que no podían comer pasadas las 11 de la noche, ni bañarse), de Jorge y su melocotón y del gigante bonachón, recientemente llevada al cine por Steven Spielberg.

Tenía una capacidad enorme para crear personajes maravillosos, sus obras están llenas de fantasías excéntricas y enternecedoras, pero a veces también duras y valientes. Incluso crueles.  “Los secretos más grandes se ocultan siempre en los lugares más inverosímiles” decía Dahl. Y muchas veces esos lugares inversosímiles eran las cacerolas o los fogones de la cocina. En efecto, el chocolate y otros muchos otros alimentos, unas veces deliciosos y otras repugnantes, están muy presentes en sus obras. Porque la gula es una constante en la obra de Dahl.

La comida está presenta en sus obras infantiles... pero también en sus cuentos y relatos para adultos. Como en su relato ‘Cordero asado’, en el que una mujer mata a su grosero marido infiel con una pierna de cordero que luego cocina para los policías que, mientras disfrutan de la comilona, se preguntan dónde se ocultará el arma del crimen. Este relato fue adaptado por Hitchcock en su serie de televisión ‘Alfred Hitchcock presenta’... y seguro que también inspiró a Pedro Almodovar para ‘Qué he hecho yo para merecer esto’.

roald dahl

El libro de cocina de Roald Dahl

La relación de Roald Dahl con la comida  y con la cocina es tan estrecha... que tiene incluso un libro de cocina. ‘Roald Dahl’s Cookbook’, de Felicity y Roald Dahl (Penguin Books, 1996)publicado en inglés,  no es un recetario de cocina al uso. Se trata de una mezcla de anécdotas familiares de Dahl, de recetas, de historias de su infancia, de historias de sus amigos y familiares entorno a la mesa.

Para Dahl y su extensa familia no había manera más agradable de pasar el tiempo que entorno a la antigua mesa de madera de pino de su casa de campo, con una buena comida y un buen vino. Este libro recoge recetas británicas, noruegas y francesas, desde recetas tradicionales... hasta recetas que, sencillamente, hicieron felices a la familia Dahl durante tres generaciones. Son además recetas que ponen de manifiesto la pasión de Roald Dahl por el chocolate, el vino y las cebollas.

roald dahl

Las recetas asquerosas

Después de este libro de memorias culinarias escrito por Dahl y su esposa, al genial escritor se le ocurrió escribir un recetario para niños con todas las recetas que aparecen en sus historias y cuentos. ‘Roald Dahl’s revolting recipes’ o, lo que es lo mismo, ‘las recetas asquerosas de Roald Dahl’, aunque el libro fue escrito por su viuda, tras la muerte de Dahl.

Estas son algunas de las delicias que podremos encontrar (y elaborar) en este recetario:

  • Sopa de guisantes verdes (Las brujas), Mug cake de chocolate en dos minutos (Matilda), Cordones de zapato de regaliz (Chico); Glumptions Globgobblers, un dulce delicioso que se elabora cerca de la Meca y que, en cuanto se muerde, le llenan la garganta a uno de los perfumes de arabia.
  • Pastel de Doc Spencer, un pastel de carne fría color rosa, muy tierna y sin grasa ni cartílago, con huevos duros enterrados entre ella como si fueran tesoros, y cubierto con una rica capa dorada.
  • Pajaritos de azúcar (Charlie y la fábrica de chocolate). Gracias a un método secreto. Si uno se mete en la boca un pequeño huevo de pajarillo azul con pintas negras, y espera unos segundos... el huevo se convierte en un pequeño pajarillo con azúcar de color rosa.
  • Noodles hechos de caniches sobre una rebanada de jardín y jalea de pies de armadillo (James y el Melocotón gigante)
  • Hamburguesas de barro (James y el melocotón gigante).Con un inigualabla sabor a fango.
  • Bebida efervescente elevadora (Charlie y la fábrica de chocolate)
  • Snozzcumber (Mi amigo el gigante). Se trata de una especie de pepinos gigantes con rayas blancas y negras y de sabor verdaderamente repugnante. Es lo único que come el gigante.
  • Orugas verdes fosforitas. Era el principal alimento de los Oompa Loompas en Oompalandia. Saben a rayos. De hecho los mezclan con otros ingredientes como escarabajos rojos o corteza del árbol tamtam... también malísimos, pero no tan repugnantes como las orugas.

Sophie Dhal, nieta del escritor, sigue los pasos de Willy Wonka

La nieta del autor de Charlie y la Fabrica de chocolate, Sophie Dahl, heredó de su abuelo la pasión por los dulces en general y por el chocolate en particular. También el arte de la escritura...dado que ya ha publicado cuatro libros. Se trata de dos novelas y dos libros de cocina: ‘Dahl’s Voluptuous Delights’ y ‘The Delicious Miss Dahl’. En el primero recoge sus 100 recetas de cocina favoritas, y el segundo está dedicado íntegramente a la repostería. Además, Sophie es autora del blog ‘At the Kitchen Table’.

En Demos la vuelta al día: Postres de chocolate dignos de Willy Wonka

En Demos la vuelta al día: Cuando el chocolate deja de ser dulce

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.