Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Ramadán: gastronomía al anochecer

Reportaje
6 Junio 2016
Durante el sagrado mes del Ramadán, los musulmanes de todo el mundo ayunan. Se abstienen de tomar alimentos y agua durante el día, pero con el ocaso trae una fiesta de dátiles, dulces, miel, comidas familiares y los guisos y platos más deliciosos.

Durante el sagrado mes del Ramadán, los musulmanes de todo el mundo ayunan. Se abstienen de tomar alimentos y agua durante el día, pero con el ocaso trae una fiesta de dátiles, dulces, miel, comidas familiares y los guisos y platos más deliciosos. Ramadán: gastronomía al anochecer

Es uno de los cinco preceptos del Islam: practicar el Ramadán. Durante un mes, los más de 1.500 millones de musulmantes de todo el mundo practican el  ayuno de Ramadán, noveno mes del calendario lunar islámico. 

El ayuno

Desde el alba, aproximadamente una hora y media antes de la salida del sol, y hasta el momento del ocaso, unos minutos después de la puesta del sol, los musulmanes se abstienen de comer y beber. Aunque parezca paradójico, el mes del ayuno es, al mismo tiempo, la época en la que mejor se come del año, ya que se triplica el consumo de alimentos, se toman los productos más selectos y realizan copiosas cenas en familia. En efecto, en Ramadán la comida es importantísima. Las familias se reúnen a la hora de la cena, que se convierte en una auténtica fiesta, y después de cenar la gente sale a la calle a visitar a familiares y amigos, para compartir dulces.

El Iftar es la primera comida que tiene lugar una vez que se pone el sol. Se trata de un reconstituyente para el organismo, que lleva muchas horas sin ingerir ningún tipo de alimento, ni siquiera agua. Es un refrigerio para calmar el hambre y la sed, una especie de aperitivo antes de la cena. Después del Iftar, las familias se reúnen a la mesa para cenar, a la que siguen un montón de dulces que se toman en la propia casa, y fuera de ella. Y antes de que salga el sol, en plena noche, los musulmanes se levantan para tomar el suhur, una comida que ayude a sobrellevar toda una jornada en la que ya no se podrá tomar nada, ni comida ni bebida. El suhur suele ser más ligero y estar acompañado de mucha bebida, agua y zumos. Es la última comida permitida antes de la jornada solar de ayuno.

Aunque parezca paradójico, el mes del ayuno es, al mismo tiempo, la época en la que mejor se come del año, ya que se triplica el consumo de alimentos, se toman los productos más selectos y realizan copiosas cenas en familia.

ramadan 2016 comida

Dátiles y agua

Una vez que se pone el sol durante los días que dura el Ramadán, se toma agua para calmar la sed, y dátiles frescos como aperitivo, para calmar el hambre y la ansiedad, después de todo un día sin probar bocado. Esto se hace mientras se ultima la cena, que es la comida principal del día. La tradición musulmana cuenta que el profeta Mahoma cortó el ayuno con dátiles frescos y que recomendó “cualquiera que esté haciendo ayuno, déjenlo romper su ayuno con dátiles”. Por eso los musulmanes de todo el mundo rompen también su ayuno durante el Ramadán con dátiles, incluso en aquellos lugares donde no es un producto tan común como en el norte de África u Oriente Medio. Lo cierto es que los dátiles son una excelente fuente de azúcar, fibra, carbohidratos, potasio y magnesio.

datiles ramadan

Sopa harira

La sopa harira es un plato clásico y tradicional de la gastronomía de Marruecos. Y aunque se toma a lo largo de todo el año, durante el mes del ayuno musulmán se come a diario. Es, de hecho, el plato por excelencia en Marruecos durante el Ramadán. Es un plato muy calórico que se sirve para abrir la primera comida del día, una vez se ha puesto el sol. Aunque sea una sopa... es un guiso lleno de nutrientes y muy contundente. La base de esta sopa son los garbanzos, aunque también incorpora otras legumbres como lentejas. Asimismo, lleva pasta o arroz. Lleva una gran cantidad de verduras, entre las que destacan por encima del resto el tomate y el apio. También suele incorporar carne de vacuno o pollo. A veces se sirve con huevo duro espolvoreado por encima y se acompaña con ciruelas pasas y dátiles.

Sopa harira de ramadán

Miel y dulces de Ramadán

Después de la cena, es tradicional que las familias salgan a visitar a familiares y amigos y a intercambiar entre ellos los denominados ‘dulces de Ramadán’, hechos principalmente a base de miel, hojaldre y frutos secos. Uno de los más famosos durante el Ramadán es el denominado subbakia, un dulce de harina, almendras y sésamo molido frito en aceite y bañado en miel, similar a nuestros pestiños; o lo briouats, una especie de empanadillas que se pueden rellenar de frutos secos, y que también se fríen y bañan en miel.

La miel es, desde luego, una constante durante este mes. El mismo Corán dice que “la miel es remedio para los hombres” (Corán 16:69). Se trata de la única sustancia azucarada que aumenta los niveles de azúcar en la sangre poco a poco, lo que ayuda a soportar el hambre durante el día.

En Demos la vuelta al día: La cocina de las 1.001 noches: gastronomía arabe

En Demos la vuelta al día: Falafel, ¿qué es?

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.