Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Navidades intolerantes

Reportaje
10 Diciembre 2018
Si te toca cocinar para alguna de las comilonas de esta Navidad, y esperas a muchos invitados… entre los que seguro hay algún vegetariano, celíaco, intolerante a la lactosa, alérgico al marisco o sufre anisakis… no sufras. Se puede sobrevivir como anfitrión.

¡Que nadie se confunda!. Con el título de este artículo, Navidades intolerantes, no os estamos invitando a que deis rienda suelta a vuestro cinismo y por fin digáis a ese cuñado todo lo que pensáis de él, ni que dejéis de invitar a la cena de Nochebuena a ese otro familiar que no tiene las mismas ideas políticas que vosotros. Nos referimos a cómo adaptar el menú navideño a las posibles intolerancias alimentarias y dietas que sigan nuestros invitados.

Si las reuniones familiares durante las fiestas navideñas siempre han tenido sus complicaciones… hoy en día parecen complicarse aún más. Cada vez existen más dietas específicas, alergias, intolerancias y restricciones por cuestiones de salud, éticas, políticas o de otra índole.

Además de opciones para veganos, celíacos, healthys, intolerantes a la lactosa y alérgicos al huevo, a las ostras o a ambos… estas navidades deberás armarte de paciencia.

Eso sí, antes de nada, unos breves consejos para que el anfitrión también disfrute de las Navidades y no acabe de los nervios con estos problemillas:

  1. No pretendas que todo guste a todos: En navidad suele haber tanta comida que, si un comensal se salta un plato porque no le guste o tenga algún problema con él… seguro que con comer un poco más del resto es suficiente.
  2. Intenta dar opciones suficientes: Si preparas un menú temático… en el que todos los platos tienen carne, o cocinas todo con nata, o todo lleva pan, es más probable que encontrarte con algún problema entre tus comensales. Diseña un menú variado.
  3. Pregunta antes a tus invitados: Para evitar sorpresas, lo mejor es que preguntes antes a tus invitados si hay algún tema importante, intolerancia o alergia, igual que hacen los restaurantes de alta cocina en el momento de hacer la reserva. Esto te ayudará mucho antes de pensar en los platos que vas a preparar.
  4. Invita a colaborar a tus familiares: No hay nada mejor como ayudarse, especialmente en Navidad. Si alguno de tus invitados tiene una alergia grave o alguna intolerancia a algún alimento, o sigue una dieta estricta por el motivo que sea, tal vez te pueda ayudar a elaborar sus platos, o a hacer la compra, o simplemente a darte las directrices a seguir.
  5. Ten especial precaución con los niños: Con los niños hay que tener especial cuidado. Pregunta a todos los padres si sus hijos tienen alguna restricción y advierte de ellas al resto de los invitados. Así evitarás situaciones como que un tío lejano de un dulce a un niño que no puede tomarlos, o que entre ellos se intercambien comida.

Y ahora ya, veamos con qué te puedes encontrar:

Navidades sin carne

Cada vez más gente retira la carne de su dieta. De modo que no es extraño que si vas a cocinar para mucha gente, entre tus invitados haya uno o varios vegetarianos. En primer lugar debes saber que existen muchas variedades, desde el ovo lácteo vegetariano, que no come carne pero sí huevos, leche y derivados; al vegano que no come nada que sea de origen animal, ni siquiera miel.

Quizá por un invitado no vayas a cambiar todo el menú… pero sí deberías tener opciones para ellos. Piensa en algún aperitivo y canapé vegetal y también en algún plato principal de verduras. No te va a resultar complicado, pues hay verduras que son de lo más navideñas, como el cardo o la lombarda.

En Demos la vuelta al día: Navidades veganas

Intolerancia a la lactosa

Hay quien ha dejado de consumir leche de vaca normal… en unos casos sencillamente porque le resulta indigesta, en otros por sufrir intolerancia a la lactosa y en otros por evitar productos de origen animal.

La cuestión es que la leche y los productos lácteos pueden estar muy presentes en el menú navideño de formas muy diversas: quesos en los aperitivos, leche en una salsa bechamel o en el postre, nata en una salsa o una crema.

Con el queso no cedas. No hay alternativa a un buen manchego, un queso azul o una cremosa torta del casar. Pero para evitar conflictos de tipo alguno, procura usar leche y nata sin lactosa y… ¿qué tal usar una leche vegetal (leche de almendras o de arroz) para elaborar el postre?

En Demos la vuelta al día: Leche de avena y cia.: la guía definitiva de las leches vegetales

Pan sin gluten

Si tienes celíacos o intolerantes al gluten a la mesa, dispón de un pan sin gluten para ellos. Y ten en cuenta que el gluten se encuentra en trigo y otros cereales… tenlo en cuenta si en tu menú has pensado poner algo de pasta, o si usas pan rallado, tostas o picos, etc.

Y, sobre todo, vigila la contaminación cruzada. De nada sirves que tengas una barra de pan sin gluten si luego la cortas con el mismo cuchillo y con la misma tabla sobre la que has cortado el resto del pan.

En Demos la vuelta al día: 15 preguntas -y respuestas- sobre la celiaquía

Anisakis

En realidad, todos los pescados que prepares estas Navidades (tengas o no invitados con alergia al anisakis) deberán haber estado congelados por lo menos durante 48 horas si los vas a consumir crudos, como por ejemplo en el caso de los boquerones en vinagre o de un tartar de salmón. Y si los vas a consumir cocinados, asegúrate de cocinarlos bien, siempre por encima de los 60°C. Es la única manera de matar efectivamente a las larvas de anisakis y evitar su ingestión.

El huevo y otras alergias

Las alergias alimentarias son tan numerosas y variadas como para que resulte imposible preverlas todas. A los frutos secos, al marisco, a los moluscos, al aguacate, al huevo, a la piel del melocotón… y un largo etcétera.

Si uno de tus comensales tiene alergia al aguacate, seguro que no pasa nada porque no pruebe ese canapé que lo lleva. Hay mucho más donde elegir. Si es al huevo… puede que tenga alguna dificultad más, pero también tendrá opciones.

Sea como sea, recuerda: el verdadero espíritu navideño consiste en ponerte en la piel de los demás en lugar de pensar lo engorroso que es cocinar para tu sobrino celíaco, o que tu hermana es una esnob por ser vegana.

En Demos la vuelta al día: Como sustituir el huevo en la cocina

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.