Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Las 5 comidas cinematográficas más terroríficas

Reportaje
26 Octubre 2016
La gastronomía y el cine caminan de la mano en muchas ocasiones.... en la gran pantalla hemos visto con frecuencia el trabajo de los chefs, grandes platos y suculentos menús... En las cartas de numerosos restaurantes hemos visto también, con frecuencia, homenajes al mundo del cine e interpretaciones de películas. Pero, en esta relación, el cine también se ha servido de la comida para transmitir terror.

La gastronomía y el cine caminan de la mano en muchas ocasiones.... en la gran pantalla hemos visto con frecuencia el trabajo de los chefs, grandes platos y suculentos menús... En las cartas de numerosos restaurantes hemos visto también, con frecuencia, homenajes al mundo del cine e interpretaciones de películas. Pero, en esta relación, el cine también se ha servido de la comida para transmitir terror. Esta son las 5 comidas cinematográficas más terroríficas

El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante

Comedia, drama y terror, con un componente estético, llena de simbolismos y mucha comida de por medio. Así esta película británica de 1989 dirigida por Peter Greenaway e interpretada por Helen Mirren, Michael Gambon, entre otros.

Spica es un delincuente que posee un restaurante de clase alta dirigido por un chef francés. Spica goza abusando de su poder y maltratando a todo el mundo: trabajadores del restaurante, clientes y, también a su esposa.

El ‘humor negro’ de esta película juega con lo desagradable y con el sentido del asco y la repugnancia. Su escena final de canibalismo, en la que todo el equipo del restaurante, junto a la esposa, obligan a Spica a comerse el cadáver del amante de ella, al que él ha matado es antológica. Eso sí, muy bien cocinado, a fuego lento y bien glaseado. Una escena terrible, y al mismo tiempo de gran belleza formal.

Alien,  el octavo pasajero

La escena en la que todos los tripulantes de la nave Nostromo se sientan a la mesa antes de volver a caer en el sueño espacial, es decir, antes de hibernarse de nuevo con el objetivo de volver a la Tierra es otra de esas escenas antológicas de la historia del cine mundial.

-¿Puedo comer algo antes del sueño espacial?, pregunta Kane.

-Tengo el estómago vacío, voy a comer hasta que reviente

-Cuidado con las indigestiones, muchacho

-Lo primero que voy a hacer en cuanto es comer, pero comida de verdad

-Te comprendo, he comido cosas malas en la vida, pero como esta basura nunca

-Os estais atracando como si no pensarais en el mañana

-Prefiero no pensar de qué está hecha esta comida, de lo contrario no la probaría… ¿qué te pasa muchacho?  La comida es mala, pero no es para tanto. Dice el ingeniero Parker, cuando Kane comienza a dar muestras de que se encuentra mal… el resto, ya es, historia del cine. Es, el terrorífico nacimiento de Alien.

Seven

Brad Pitt, Morgan Freeman, Gwyneth Paltrow y Kevin Spacey interpretan esta película de suspense dirigida por David Fincher en 1995. Se trata de una de ls películas de psicópatas, de asesinos en serie metódicos que más impacto causó en su momento.

Dos detectives, interpretados por Freeman y Pitt comienzan a investigar una serie de asesinatos relacionados con los siete pecados capitales. Cada asesinato representa uno de los pecados, y en cada escena, los detectives encuentran nuevas pistas que los conducen al siguiente asesinato. Precisamente el primero de ellos es el de un hombre obeso al que han asesinado forzándole a comer hasta morir. Es la gula y es… espeluznante.

La gula es uno de los pecados capitales, la clasificación de los vicios para la religión cristiana.  Este vicio está relacionado con la glotonería y con el abuso de la comida de la bebida.

Hannibal

En Hannibal, la segunda parte de la gran El silencio de los corderos, el psicópata Hannibal Lecter demuestra eso de lo que tanto se ha hablado en la primera parte de la película: su gusto por comerse a sus víctimas, con refinamiento y unas dosis de sadismo indescriptibles.

Saló o los 120 días de Sodoma

Esta película de 1975, del afamado director y escritor Pier Paolo Pasolini, está basada en el libro Los 120 días de Sodoma del Marqués de Sade… y claro, ¿Qué se puede esperar de una película dirigida por Pasolini sobre una novela del marqués de Sade? Pues dosis de sadismo indescriptibles… y con comida de por medio en muchas de las escenas. La película se desarrolla en la República de Saló, en el norte de Italia, durante los años 1944 y 1945, en plena ocupación nazi. La película se encuentra dividida en cuatro segmentos que hacen símil con el Infierno de la novela La Divina Comedia de Dante Alighieri: Anteinfierno, Círculo de las manías, Círculo de la mierda y Círculo de la sangre.

En Demos la vuelta al día: Cine gastronómico: películas para comérselas

En Demos la vuelta al día: Los 7 trucos para hacer unas palomitas perfectas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.