Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Doce mitos de la alimentación al descubierto: Verdades y mentiras

Reportaje
7 Abril 2014
”Bébete el zumo corriendo que pierde las vitaminas” o “después de la leche nada eches” son algunos mantras que nuestras madres nos han dicho toda la vida… ¿pero te has preguntado qué hay de cierto en ello? Hoy, ponemos al descubierto algunos de los mitos de la alimentación

Existen alimentos que ayudan a prevenir el cáncer.   VERDAD

Los alimentos no curan, pero si los hay con capacidad de protegernos frente al cáncer. Aunque ninguna dieta garantiza que nos libremos de esta enfermedad.  Los mejores ejemplos de alimentos con antioxidantes con capacidad de frenar la proliferación de células tumorales nos los ofrece, por ejemplo, el licopeno que presenta el tomate, la sandía y las fresas; la vitamina A de zanahoria y el melocotón; los flavonoides de los cítricos, piña o pera; las antocianinas y fenoles de uvas, ciruelas y berenjenas; la luteolina de lechuga y espinacas; o el sulfurano del brócoli.

El café no hace daño.   VERDAD

Una buena taza de café nos ayuda a empezar el día. Su contenido en cafeína hace del café un gran estimulante. Asimismo, estimula la función digestiva al elevar la secreción de los jugos gástricos, aumenta la actividad diurética de los riñones y mejora el rendimiento cerebral. Eso sí, hay que ser prudente… si se toma demasiado café acelera el pulso, produce desasosiego , ansiedad y excitación nerviosa.

Los zumos son tan nutritivos como la fruta  de la que proceden.   MENTIRA

Cuando exprimes unas naranjas para hacer un zumo… con un exprimidor tradicional, se deshecha mucha pulpa y, con ella, prácticamente toda la fibra y algunos otros nutrientes. Sin embargo, un zumo preparado con una licuadora se elabora con toda su pulpa… de forma que, en este caso, sí mantiene todos los nutrientes. 

La margarina es más sana que la mantequilla.   MENTIRA

La mantequilla es un producto elaborado a partir de la leche o la nata de la vaca… delicioso pero, por desgracia, muy rico en grasas trans y en colesterol. La margarina está elaborada con aceites vegetales, más saludables… aunque en ocasiones, en el proceso de hidrogenación a que son sometidos estos aceites, se convierten en grasas trans. Las dos opciones son buenas y válidas en una dieta variada… siempre que se consuman con moderación.

Los productos de temporada son los mejores.   VERDAD

No es que los tomates de hoy en día sepan menos o sean peores que los de antaño… es que hoy en día pretendemos comer tomates los 365 días del año. La técnica actual lo permite, pero cada producto tiene su momento óptimo de consumo… en su temporada, los alimentos tendrán más sabor, serán más frescos, y también más baratos.

El pescado congelado tiene menos nutrientes que el fresco.   MENTIRA

Cuando el proceso de congelación y conservación se hace correctamente, y si se mantiene la cadena de frío, algo que ya ocurre con toda seguridad en la industria actual, el pescado no pierde ninguna propiedad. La clave es la descongelación: debe ser lenta, dentro de la nevera, sobre una rejilla y programada desde el día anterior.

El chocolate crea adicción.   VERDAD

El chocolate contiene dos alcaloides: la cafeína y la teobromina. Al mismo tiempo también posee unas sustancias que pertenecen a la familia de las anfetaminas. Es por este motivo que siempre se le ha supuesto al chocolate capacidad de adicción. Sin embargo, tiene tan poca cantidad de estos elemento… que haría falta que una persona comiera 15 kilos diarios para poder hablar de ‘adicción’. La verdad es que el chocolate genera endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad… por eso al comerlo, sentimos bienestar y placer.

La fruta no debe pelarse.   VERDAD

En la medida de lo posible, la fruta no debe pelarse porque su piel contiene una gran cantidad de minerales, azúcares y otros compuestos ricos en fibra y vitaminas. Eso sí, extrema siempre las precauciones higiénicas porque en las frutas puede haber restos de plaguicidas. Así que, si te apetece una manzana o una pera, no dudes en comértela tal cual… pero bien lavada antes.

La carne de cerdo tiene mucha grasa.    MENTIRA

El tocino, el bacón o los embutidos… evidentemente tienen mucha grasa, pero el cerdo tiene partes como las chuletas, el solomillo o el lomo son tan magras como la ternera. Pero además, las manitas, la careta, la oreja o la papada, son partes del cerdo con mucha gelatina o cartílago, pero con menos grasa de la que se piense.

El pan y la pasta integrales son mejores que los refinados.   VERDAD

La pasta y el pan integrales son ricos en fibra y, por tanto, beneficiosos para la salud. Al pan blanco y la pasta, es decir, a los productos refinados, se les ha eliminado el salvado, las capas externas del cereal.

La cerveza engorda…. y todo va a la barriga.   MENTIRA

No, la cerveza no es responsable de la barriguita, o la curva de la felicidad. Una caña apenas aporta 90 calorías, que bajan hasta las 26 calorías cuando se trata de cerveza sin alcohol. En muchas ocasiones, lo que realmente engorda, es la tapa con la que acompañamos esa cerveza.

Después de la leche, nada eches, y menos aún fruta.   MENTIRA

En el estómago todo se mezcla… así que da lo mismo si comes fruta antes de comer, durante la comida o después. Antes de un vaso de leche, o después. Quizá el refrán se basa en la creencia de que el ácido de frutas como la naranja o la piña podría cortar la leche. ¿Acaso hay algo más rico que un batido de leche y frutas?

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.