Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Días de vino y redes

Reportaje
28 Noviembre 2016
Food, foodporn, yummy, instafood, tasty, foodie, delicious, foodpic, hungry … siempre con la almohadilla delante. Son los hasthags de la gastronomía. Porque la cocina hoy en día, no solo se huele y se degusta... sino que se comparte ...en redes sociales, por supuesto.

Food, foodporn, yummy, instafood, tasty, foodie, delicious, foodpic, hungry … siempre con la almohadilla delante. Son los hasthags de la gastronomía. Porque la cocina hoy en día, no solo se huele y se degusta... sino que se comparte ...en redes sociales, por supuesto. Son días de vino y redes.

En una época en la que nuestra vida privada se expone en las redes sociales casi en tiempo real... lo que comemos no podía ser ajeno a esta tendencia. Pero ha ido mucho más allá al ocupar un papel principal. Lo que ponemos en el plato, se ha convertido en protagonista de nuestras redes sociales hasta tal punto, que no hay influencer que se precie, que no tenga comida en su timeline.

La etiqueta #food tiene más de 150 millones de publicaciones en Instagram, seguida de cerca por #foodporn o #foodies. Según un informe elaborado por la consultora Sopexa, el 81% de los amantes de la cocina utilizan Facebook, el 20% twitter y el 17% Instagram para compartir sus experiencias gastronómicas. 

Nuestras abuelas cocinaban las recetas que les habían enseñado sus madres. Nuestra madres cocinaban las mismas recetas... y otras que leían en libros de cocina y revistas. Hoy en día, según Sopexa, casi el 90% de la población busca recetas en la web, el 62% en la prensa y menos de un 50% las pide a familia o amigos. 

Todo por y para Instagram

¿Qué importancia puede tener comerse un plato frío? Lo realmente grave es estropearlo antes de haber hecho una buena fotografía, desde el ángulo preciso para subirla a las redes sociales. Y de todas ellas, Instagram es ahora mismo la reina.

Deliciousmartha, lauraponts, carolina_ferrer_, food52, nutsandblueberries, foodandwine, debocaaccion, chefstalk,theartoflating, , healthyfitnessmeal... son alguna de esas cuentas de Instagram imprescindibles. Son los nuevos creadores de tendencias, a los que se suman grandes chefs, a los que no bastan las estrellas Michelin, sino que también deben sumar likes, como dabizdiverxo, jamieoliver o massimobottura.

Pero cuando quedarte sin batería se convierte en un verdadero drama, y disfrutas más contando los ‘me gusta’ de la foto de un plato que degustándolo... ¿se nos está yendo de las manos?

dias de vino y redes

Prohibido fotografiar

Heston Blumenthal ha sido uno de los últimos chefs en prohibir, o restringir las fotografías en sus restaurantes. El chef de The Fat Duck considera que los comensales que hacen fotos a los platos molestan al resto de clientes, obstaculizan la labor del servicio de sala. También justifica esta controvertida decisión con el argumento de que sus platos deben comerse al instante de ser servidos... en el tiempo que se pierde en la fotografía, los platos pierden aromas, textura y propiedades.

dias de vino y redes

Durante un tiempo en DiverXo estuvo prohibido hacer fotos. Pero el argumento era bien distinto. David Muñoz no quería que sus clientes fotografiaran los platos del menú para no estropear la sorpresa a futuros comensales del restaurante.

Ramón Freixa hizo lo mismo durante un tiempo... pero porque le preocupaba la mala calidad de las fotos que se compartían en las redes sociales de sus platos. Si el comensal las pedía, el personal del restaurante enviaban fotos ‘bien hechas’.

Pero si tus comensales no hacen buenas fotos de tus platos... ¿por qué no ayudarles? Es lo que han debido pensar los responsables del restaurante El Burro, un restaurante mexicano en Sudáfrica que han instalado el #dinnercam, una especie de mini estudio o fotomatón de platos.

dias de vino y redes

Quizá los mejores restaurantes del mundo no instalen fotomatones de platos, pero tampoco parece que la tendencia restrictiva se vaya a imponer. En primer lugar porque va en contra de la libertad de cada cliente de disfrutar de la comida como le dé la gana, por la que está pagando, dicho sea de paso, una cantidad de dinero considerable. Por exhibicionismo en redes sociales o por guardar el recuerdo... los comensales seguirán haciendo fotos. ¿Alguien se imagina que la ciudad de París prohibiera fotografíar la Torre Eiffel con el argumento de que hacemos mal las foto o de que mientras las hacemos no disfrutamos del momento?. Solo hay un lugar en el mundo que hace eso... es Corea del Norte.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.