Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Del jarrón a la mesa, guía de flores comestibles

Reportaje
3 Julio 2014
Pensamiento, pétalos de rosas, flores de calabín o violetas... las flores han irrumpido en nuestras cocinas... y no precisamente para adornar, sin para aportar sus colores, sus aromas, su sabor y su delicadeza a nuestras recetas, ¿aún no las has descubierto? Descubre las flores que mejor se adaptan a tu cocina y a Montse Estruch, una revolucionaria chef que las usa en cada plato.

Puede parecer una moda reciente, pero el uso de las flores en la cocina viene de antiguo: los griegos y los romanos las emplearon, también los chinos y los árabes utilizaron flores en la cocina. Hoy en día, es ya muy habitual ver flores como un ingrediente más en los grandes restaurantes… de hecho son los grandes chefs quienes nos han enseñado que no son un mero adorno, porque una de sus leyes fundamentales es que, todo lo que hay sobre un plato… ¡se come!.

El siguiente paso es saltar a nuestras cocinas. Existen muchas flores comestibles… pero ¡cuidado!, ni se te ocurra coger las flores de un jardín, ni las que el ayuntamiento coloca en las rotondas y otros jardines, ni tampoco las compres en la floristería. Las flores que pongas en el plato deben haber sido cultivadas específicamente para su consumo, libres de productos químicos. Descubre los trucos de Montse Estruch, chef del restaurante 'El Cingle', y verás qué buen resultado te dan.

Flor de calabacín:

Su fruto, el calabacín, es evidentemente mucho más popular… pero la flor de calabacín, es cada vez más habitual en la cocina. De hecho, esta flor tiene una gran ventaja respecto a todas las demás: gracias a la firmeza de su pétalos y su tamaño, en un plato no será un adorno, ni un complemente aromático… sino el elemento principal. Las flores de calabacín son deliciosas solas a la plancha, pero también se pueden rellenar, lo que abre las puertas a una infinidad de combinaciones y platos deliciosos.

Azahar:

¿Existe algo más mediterráneo que el árbol del naranjo?. Este árbol, además de darnos maravillosos frutos, nos regala esas pequeñas flores blancas de intenso perfume. El agua de azahar es tan apreciada por el mundo de la gastronomía como de la perfumería. Túnez es quizá el país en el que más se utiliza el azahar en la cocina: hacen pasteles, lo añaden al café, lo emplean en recetas saladas… En España lo introdujeron los árabes y se utiliza en repostería… de hecho es el azahar quien da su sabor característico al Roscón de Reyes.

Rosa:

Es la flor por excelencia… también en la cocina. Con sus pétalos se hacen infusiones y tisanas, mermeladas, salsas, mantequillas, chutneys, y el agua de rosas es un elemento imprescindible en repostería. Fueron los árabes los que la emplearon más profusamente, aunque es la gastronomía magrebí la que más ha refinado el arte de la cocina con rosas hasta un punto insospechado: tajines, arroces, dulces… En la India se emplea en multitud de recetas dulces, como el nimbu pani, un postre elaborado con agua de rosas y azúcar o el popular y refrescante lassi de rosas: un batido a partir de leche de búfala. También se utiliza en recetas saladas como el biryani. Y si quieres una fácil, mira esta recerta de salmón con rosas. 

Flor del almendro:

La cocina oriental utiliza mucho las flores del almendro en sopas, infusiones (que son muy digestivas) y postres. En nuestra cocina, poco a poco, también va entrando esta flor que anuncia el final del invierno. Por ejemplo, una magnífica presentación del ajoblanco, la deliciosa sopa fría a base de almendras bien puede ser salpicarla con sus propias flores.

Amapola:

Sus semillas ya son un ingrediente habitual para adornar postres, panes, bizcochos y galletas. Pero los pétalos de esta flor silvestre de intenso color rojo también un lugar en la cocina.  En Asia se utilizan por sus propiedades como colorante. También pueden tomarse en ensaladas o para adornar platos de carne de caza.

Caléndula:

Su nombre deriva del latín y significa “primer día del mes” en alusión a que florece todos los meses del año, incluso en invierno. Tiene características terapéuticas, por lo que es ampliamente consumida en países como India… seguro que recordáis al personaje de Duvey en la película “La boda del monzón”, quien se pasaba toda la película comiendo caléndulas directamente de su planta mientras intentaba conquistar a Alice.

Jazmín:

Los árabes trajeron a la península esta fragante flor que embriagaba los jardines de la Alhambra y todo Al Andalus. También lo empleaban en cocina, aunque su uso está muy generalizado. China aromatiza el té con sus flores secas desde antiguo, Indonesia perfume con jazmín sus platos de aves y los árabes las emplean en todo tipo de elaboraciones, dulces y saladas.

Pensamiento:

Son ideales en la cocina: colores vivos y vibrantes, aspecto delicado… y, sobre todo, resisten perfectamente las temperaturas invernales. Sus pétalos se pueden confitar para adornar postres, aunque también pueden acompañar platos de pasta, de carne, ensaladas, etc.

Lavanda:

Una de las mieles más deliciosas del mundo es aquella que elaboran las abejas a partir de la lavanda en los campos de La Alcarria. De esta forma, la lavanda está mucho más presente en nuestras cocinas de lo que imaginamos. Se utiliza asimismo para perfumar azúcar, helados, salsas dulces y forma con el chocolate un tándem perfecto difícil de igualar.

Violeta:

Es de la misma familia que los pensamientos, las violáceas, aunque en este caso se trata de una flor de primavera. Tiene propiedades medicinales, por lo que se utiliza desde la antigüedad. En la cocina, da un juego fantástico por su colorido, aroma y delicadeza. Las violetas son ideales para perfumar azúcar, combinan estupendamente con el chocolate, sirven para adornar  dulces… aunque son capaces de transformar cualquier plato. Agregar unos pétalos de violeta al cuajar una tortilla francesa… transformarán un plato sencillo, en una receta de altura.

 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.