Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Decálogo para montar un huerto en casa

Reportaje
26 Mayo 2015
Puede que de un pequeño huerto en la terraza... no vayas a poder sacar todos los ingredientes necesarios para hacer un pisto manchego, pero sí alguno de ellos o la lechuga y los tomates de tu ensalada... Eso sí, ten en cuenta este decálogo para cosechar con éxito tus hortalizas.

Que en una reunión de amigos el anfitrión explique que los ingredientes de la ensalada que está sirviendo son del pequeño huerto urbano que tiene en su terraza... era una rareza hace unos años, pero algo cada vez más habitual. Vivimos una revolución ecológica que ha disparado el interés por cultivar alimentos en casa para el consumo propio... algo que no solo es saludable, sino muy satisfactorio y divertido.

 El espacio: es el primer punto... y el más importante. ¿Dónde vas a colocar tu huerto? ¿dispones de un terrenito, de una terraza amplia con grandes maceteros o solo de un pequeño balcón? ¿o va a ser interior?. Si dispones de un terreno... tendrás de mayor libertad para cultivar cualquier verdura u hortaliza... ¡e incluso árboles frutales!. En una terraza amplia podrás destinar una zona a modo de ‘terrario’ o bien macetas grandes y profundas. Si tu huerto va a ir alojado en un pequeño balcón, tendrás que optar por jardineras en las que podrás plantar verduras y hortalizas sin demasiada raíz. En interior... en caso de ser muy luminoso podrás cultivar incluso rábanos, zanahorias y tomates... aunque lo ideal son microverduras y brotes. Otra interesante opción para espacios pequeños son los huertos verticales.

Luz: hay que tener en cuenta si la zona que vamos a destinar al huerto recibe las suficientes horas de luz diarias. La cantidad de luz determina qué verduras elegir. Lo ideal es que tu huerto reciba cinco horas de luz solar directa... si no es así, las especias que podrás se cultivar se reducirán considerablemente.

Tierra: Una buena tierra es fundamental. El sustrato debe tener capacidad para retener agua y muchos nutrientes. Después tendrás que añadir el compost (por cierto, ¿sabes que puedes hacer tu propio compost aprovechando los residuos vegetales del jardín  y del hogar en vez de tirarlos a la basura?). También puedes añadir abono, que aportará más nutrientes a tu huerto... aunque en este caso ten en cuenta... ¡qué huele muy mal!.

Las especies: Seguro que una de las hortalizas con las que te apetecería comenzar es el tomate... (por aquello de que pocos de los tomates que hoy en día compramos saben realmente tomate), pero no es lo más adecuado para principiantes, porque tiene sus complicaciones. Los cultivos más sencillos para empezar son las lechugas, los rabanitos, los ajos tiernos, la rúcula, las espinacas y, por supuesto, las hierbas aromáticas, que son muy agradecidas. Lo más adecuado es comprar brotes y no semillas, ya que es más rápido y sencillo a la hora de cultivar.

Amienemigos: Hay plantas que se lleven bien con todas las demás y que, por tanto, pueden compartir el terreno. Otras, tiene sus preferencias... con algunas se llevan bien y con otras son incompatibles. Y otras son tan ariscas que solo pueden estar solas, como las alcachofas, que absorben tantos nutrientes que arruinarían el crecimiento de cualquier planta cercana. En cambio, las acelgas y zanahorias permiten cualquier cultivo a su lado. Si optas por un buen plantón de tomates, entre mata y mata puedes poner una lechuga, judías o guisantes.   Sin embargo, los tomates crecerán mal si están junto a berenjenas y pimientos. También son incompatibles los ajos con la col, las legumbres y las cebollas, los guisantes con las judías, el pepino y el pimiento, y las patatas con la calabaza.

El calendario: Que veas tomates en tu frutería habitual durante todo el año... no quiere decir que en tu huerto urbano vayas a poder plantarlos cuando te dé la gana... debes respetar las temporadas y el calendario. De hecho, elegir un mal momento para la plantación de una especie... puede arruinar tu objetivo. Las verduras no crecen todas igual en verano que en invierno... de modo que lo ideal es sembrar semillas o brotes de plantas de temporada.

Las herramientas: No hace falta tener la tarjera de socio ‘premium’ de la tienda de jardinería... con algunas herramientas básicas es suficiente para empezar. Necesitarás las macetas o cajoneras, semilleros y semillas de las plantas que deseas cultivar, tierra y sustrato, regadera o sistema de riego, una pala pequeña, etc...

El riego: El riego es muy variable... depende de cada cultivo, pero también de las horas de luz solar que reciba, así como de la temperatura y humedad ambientales. Para no equivocarse, es mejor regar poco y con frecuencia, para que la tierra esté siempre húmeda, pero no encharcada. El riego puede ser manual si el huerto es pequeñito... aunque es recomendable que sea automático para evitar ‘olvidos’ o si es un poco más grande. Hay muchas opciones: riego por goteo programado, jardineras con autoriego...

Los bichos: Es uno de los principales problemas de tener un huerto... ¡las plagas!. Pulgón, caracoles, mosquitos y otros insectos pueden llegar a echar a perder tu cosecha... de modo que debes luchar contra ellos. Además de insecticidas, existen otros trucos caseros para ahuyentarlos, colocar un poco de papel de aluminio en el cuello e las plantas, poner ceniza en la tierra y hacer una infusión de ajo. Una vez que hayas cosechado... hay otra peligrosa plaga a la que tendrás que hacer frente... ¡la de todos tus amigos que vendrán a probar tus verduras!.

La cosecha: Sin duda... el último punto es el más satisfactorio de todo. La recompensa después del esfuerzo. Uno de los mayores placeres de la agricultura, aunque sea a tan pequeña escala es que, al final, acabas comiéndote lo que has plantado con tus propias manos.

En Demos la vuelta al día: Las 10 joyas de la huerta mediterránea

En Demos la vuelta al día: Como cultivar brotes y germinados en casa

En Demos la vuelta al día: Brotes y germinados, ¿qué son?

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.