Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cosmética natural, la última tendencia

Reportaje
21 Abril 2019
La cosmética natural es la tendencia más al alza en el mundo del maquillaje y el cuidado corporal. Su filosofía de sencillez y respeto y sus visibles resultados son la razón de que cada vez más tenga más adeptos, incluso en el mundo del maquillaje profesional. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre cosmética natural, la última tendencia.

La cosmética natural es la tendencia más al alza en el mundo del maquillaje y el cuidado corporal. Su filosofía de sencillez y respeto y sus visibles resultados son la razón de que cada vez más tenga más adeptos, incluso en el mundo del maquillaje profesional. Sus fórmulas no contienen ingredientes de origen químico y, aun así, dan mejores resultados que muchos cosméticos tradicionales basados en fórmulas de laboratorio. ¿Cómo es esto posible? ¿Merece la pena probarlo? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre cosmética natural, la última tendencia.

Ingredientes naturales

Esencias, aceites, ceras, mantecas, extractos vegetales, arcillas… todos los ingredientes de la lista de compuestos de un producto de cosmética natural debe tener un origen, efectivamente, natural. Las plantas medicinales y los alimentos orgánicos son los principales proveedores. Esto hace posible que la cosmética natural sea accesible para personas con sensibilidades cutáneas muy variadas, porque al emplear elementos con estructuras moleculares parecidas a la de nuestra piel, ésta los acepta con mucha más facilidad que cuando se trata de ingredientes sintéticos, que suelen ser el origen de muchas alergias y que, además, son incompatibles con algunas dolencias como la dermatitis atópica, la psoriasis o la sensibilidad química múltiple. A no ser que se tenga una alergia específica a un ingrediente de origen natural, la cosmética natural es la respuesta para todas las personas que tienen problemas de tolerancia con la cosmética tradicional. El aloe vera, la henna pura o el aceite de árbol de té son elementos muy efectivos y reconstituyentes sin ninguna toxina ni efecto adverso.

Respeto al medio ambiente

Los elementos químicos e incluso tóxicos presentes a menudo en los productos de cosmética tradicional no sólo castigan nuestra piel y nuestro pelo y son perjudiciales para nuestra salud; también afectan muy negativamente al medio ambiente. Tanto el método de obtención de los ingredientes como el proceso de fabricación resultan agresivos para la naturaleza, pero es que además, simplemente utilizando esos productos y luego desechándolos por el desagüe (geles, champús, pasta de dientes, mascarillas que luego nos aclaramos con agua) estamos llevando a cabo una acción muy contaminante para los organismos marinos, ya que los tensioactivos y las siliconas son elementos muy habituales que luego resultan nefastos cuando se concentran en los ecosistemas marinos. La cosmética natural evita ese tipo de ingredientes y los sustituye por otros que ejerzan la misma función pero siendo completamente respetuosos con el medio ambiente y los ciclos naturales.

No testado en animales

Otra norma que, por supuesto, han de cumplir los productos de cosmética natural es no estar testados en animales. Esta tendencia cruelty free está afortunadamente cada vez más en boga y muchas marcas, incluso de cosmética tradicional, han abandonado esos métodos de prueba y han optado por un proceso mucho más benigno y concienciado. Además, no es imposible que se incluya algún ingrediente de origen animal en cosméticos naturales, pero siempre debe proceder de animales vivos, como ocurre con la miel o la cera.

¿Cómo saber si un producto es de cosmética natural?

Hay varias maneras de reconocer un producto de cosmética natural. Por norma, se considera que un cosmético es natural si el 95% de los ingredientes de su composición son de origen natural. Los porcentajes de los elementos utilizados en la fabricación de un cosmético aparecen en su etiqueta, de modo que es relativamente sencillo realizar una comprobación. De todas formas, la manera más fiable de asegurarnos de que un producto es cosmética natural es a través de un certificado. Hay varias asociaciones que certifican que un producto cumple todas las características para ser considerado como cosmético natural, de modo que, si el envase contiene alguno de esos sellos, puedes confiar en él.

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.