Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cocina de Mallorca... (y Menorca, Ibiza, y Formentera)

Reportaje
1 Marzo 2016
Una tierra privilegiada, en mitad del Mar Mediterráneo, con las influencias que han dejado todas las civilizaciones que han pasado por allí.

La geografía y una compleja historia han marcado la gastronomía de las Islas Baleares. Delicias como las ensaimadas, productos como la sobrasada, platos como la coca o el tumbet, configuran el mapa gastronómico… ¡Te invitamos a conocer la gastronomía balear!. Cocina de Mallorca... y Menorca, e Ibiza, y Formentera

En general, la cocina de Baleares mantiene muchos nexos de unión con la cocina de todo el levante… tanto catalana como valenciana. Es una gastronomía muy variada fruto de diversas influencias… las que han dejado todas las culturas que han pasado por el archipiélago a lo largo de la historia. Y no han sido pocos... romanos, árabes, ingleses, franceses... Se dice que los romanos introdujeron  los olivos, al vid y las alcaparras, los árabes los sabores aridulces y postres, los ingleses los puddings la tradición de elaborar ginebra, mientras que los franceses crearon la mayonesa en Mahón entre 1756 y 1763, durante los años en los que las tropas del Duque de Richelieu ocuparon la isla... En realidad, esta es la hipótesis más extendida sobre el origen de una salsa, que constituye el mayor enigma de la gastronomía europea.

cocina de mallorca gastronomia balear

Cocina tradicional, mar y montaña

La cocina tradicional de las islas nace fruto de la actividad pesquera y campesina antes de que se desarrollara el turismo. Legumbres, verduras, una variedad enorme de pescados y mariscos… y todo con un fuerte carácter mediterráneo. Sin olvidar las carnes, especialmente de cordero y cerdo y, por supuesto el arroz. Así en Baleares han sabido desarrollar una cocina que aprovecha al máximo los recursos propios de las islas, que combina mar y montaña y con un carácter propio.

Las chacinas baleares tienen merecida fama. Especialmente la sobrasada mallorquina... con la que se elaboran platos como el cordero asado al estilo de Mahón o los huevos fritos de Soller.

Receta de tostas de sobrasada

cocina de mallorca gastronomia balear

Entre los platos estrellas del archipiélago balear destacan el tumbet, que consiste en capas de patatas y berenjenas con salsa de tomate y pimientos. El arros brut, un arroz caldoso con verduras y conejo. La caldereta de langosta, típica de Menorca; el trampó, una ensalada hecha a partir de pimientos rojo, verde y amarillo picados, cebolla y tomate; las cocas.

Receta de albóndigas a la mallorquina

cocina de mallorca gastronomia balear

Y a la hora del postre... por supuesto, no puede faltar la ensaimada... ¡el souvenir número uno!. También destacan la coca de albaricoques, el gató de almendra.

Receta de coca de San Juan

cocina de mallorca gastronomia balear

El bueno momento de la alta cocina balear

El turismo ha atraído a chefs de todo el mundo. Así, junto a la cocina tradicional, en Baleares se han desarrollado interesantísimas propuestas gastronómicas de cocina de autor. En la edición 2016 de la Guía Michelin de España y Portugal, siete restaurantes de Mallorca han sido reconocidos con las codiciadas estrellas de la guía roja. Uno de ellos, Zaranda, el restaurante del chef Fernado Pérez Arellano, recibió dos estrellas Michelin. Fue, junto con Coque de Mario Sandoval, el único restaurante en España en recibir la segunda estrella este año.

Los otros restaurantes del archipiélago con estrella Michelin son Bou, Andreu Genestra, Es Racó d’es Teix, Simply Fosh, Es Fum y Jardín, de Macarena de Castro.

Trampas para turistas

Pero el turismo trae consigo otra clase de gastronomía... las conocidas como ‘trampas para guiris’ o chiringuitos con precios astronómicos... muy alejados de lo razonable. Estas ‘trampas’, que por otro lado no son nuevas, se pusieron de plena actualidad el verano pasado. Ahora, las facturas y tickets de estos establecimientos se han hecho virales. El principal ejemplo lo tenemos en el chiringuito ‘Juan y Andrea’ de la playa de Ses Illetes, en Formentara, donde un despistado foodie, pagó 337’5 euros por un pescado fresco para compartir asado, una botella de verdejo, una ensalada, pan con ali oli, una botella de agua, un tinto de verano, una caña, un helado, y dos cafés. Solo el pescado, un pez San Pedro, costó 221 euros.

trampas para turistas en formentera baleares

En Demos la vuelta al día: Mediterráneo: 1 dieta, 1.000 cocinas

En Demos la vuelta al día: Los 10 Mandamientos de las tapas

En Demos la vuelta al día: Alimentos del futuro

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.