Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

5 maneras de la cocina catalana que te delatarán (si no eres catalán)

Reportaje
11 Septiembre 2017
Rallar el tomate del pa amb tomaquet, mojar los calçots en romesco o llamar natillas a la crema catalana... no solo son errores imperdonables. Además son la prueba del algodón de si eres o no, catalán

El pa amb tomàquet, o pan con tomate jamás falta en una mesa catalana... y puede que sea la principal bandera de la rica gastronomía catalana. Aunque hay muchos otros platos igual de emblemáticos, como la escudella, los mongetes amb butifarra y la escalivada. También son muy tradicionales y cada vez más conocidas y apreciadas fuera de Cataluña ensaladas como el empedrat, la esqueixada o el xató. La lista es larga y podría continuar con salsas como el romesco o el all i oli, platos marineros como la sopa y el suquet de peix y platos tan característicos como los caracoles a la llauna. Sin olvidarnos, en el capítulo de los postres de la crema catalana, el mel i mató, las monas de Pascua o los panellets.

Porque cada país, cada región, cada cultura... tiene sus propias costumbres, códigos, formas y maneras. Y cuando alguien de fuera las rompe, provoca la indignación, la risa o la sorpresa, según los casos, de los autóctonos. Y los catalanes, no son una excepción. Estos son los 5 tips de la cocina catalana que te delatarán (si no eres catalán)

El pa amb tomaquet con tomate triturado o picado

No se te ocurra hacerlo. El tomate del pa amb tomaquet ni se ralla, ni se pica, ni se pone en rodajas, ni se tritura... Hazlo y notarás las miradas de indignación de cualquier catalán que se precie. El tomate se restriega contra el pan, se estruja, se espachurra... como prefieras llamarlo.

5 tips de la cocina catalana que te delatarán (si no eres catalán)

Calçots ...con salsa romesco

Pensar que la salsa en la que se mojan los calçots es la romesco... es uno de los errores más frecuentes en los que se cae fuera de Catalauña. Lo cierto es que la salsa especial en la que se mojan los calçots es la salvitxada o, simplemente, salsa calçot.

El error está bastante justificado puesto que se trata de salsas muy similares, que se realizan básicamente con los mismos ingredientes. Sin embargo, hay sutiles diferencias... la salvitxada es menos espeso y de gusto más dulce y avinagrado.

5 tips de la cocina catalana que te delatarán (si no eres catalán)

Llamar a la crema, ‘crema catalana’ (o peor aún: natillas o creme brulee)

Para un catalán, que su popular crema catalana sea ‘catalana’ se sobreentiende de tal manera, que lo normal es referirse a este postre sencillamente, como ‘crema’. Es fuera de Cataluña donde a esta deliciosa especialidad con la superficie tostada se le denomina ‘crema catalana’. Se trata, en cualquier caso de un pecado venial. Ahora bien, si a alguien se le ocurre llamar a la crema natillas o, peor aún, creme brulee... que se atenga a las consecuencias. Advertido queda.

5 tips de la cocina catalana que te delatarán (si no eres catalán)

La escudella... con fideos

La escudella forma parte de esos guisos o cocidos tan similares en toda la península ibérica: el cocido madrileño, la olla podrida, el caldo gallego... Cada uno tiene, desde luego sus peculiaridades. La escudella siempre cuenta con su ‘pilota’ una especie de albóndiga hecha a base de carne picada, huevo, pan rallado o miga, ajo y perejil, enharinada y refrita antes de pasar al caldo de cocción, junto con las carnes y las hortalizas. Y al igual que en otros cocidos, el caldo se toma aparte, en forma de sopa con pasta... y aquí viene el error que delatará a un no catalán. En la escudella no se cuecen fideos, sino galets.

Los canelones de San Esteban... con carne comprada ‘ad hoc’

Los canelones de San Esteban o canelons de Nadal son el plato típico que toman todos los catalanes el día 26  de diciembre, la festividad de Sant Esteve. Pero estos canelones tienen la peculiaridad de que se elaboran con las sobras de carne de la cena de Nochebuena y de la comida del día de Navidad. 

Se trata de uno de los platos más arraigados en la cultura catalana que no suele faltar en ningún hogar catalán. Es una comida de aprovechamiento, sí, pero de aprovechamiento de los mejores asados y guisos, los rostits y guisats de carnes y aves que se han servido en las reuniones familiares de Navidad. Solo antiguamente y en los hogares más humildes se elaboraban estos canelones con las sobre de carne de la escudella i carn d’olla, con un resultado menos sabroso.

Comprar las carnes frescas para hacer estos canelones... no solo delata a un ‘no’ catalán, sino que además dará un resultado diferente... y no tan rico. Sin embargo, la costumbre cada vez más extendida de celebrar las comidas y cenas navideñas en restaurantes está acabando con esta tradición de ‘reaprovechamiento’. 

En Demos la vuelta al día: Pa amb tomaquet o pan tomate: 5 puntos críticos

En Demos la vuelta al día: Cocina catalana: tradición y modernidas, mar y montaña

En Demos la vuelta al día: 8 apellidos catalanes

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.