Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

5 consejos si estas navidades te toca cocinar

Reportaje
21 Diciembre 2016
Si este año eres el anfitrión en Nochebuena y te toca cocinar... planifícate bien para que la noche no sea na verdadera pesadilla para ti y puedas disfrutar de la velada como los demás.La clave es planificar bien. Sigue estos 5 consejos si estas navidades te toca cocinar.

Si este año eres el anfitrión en Nochebuena y te toca cocinar... planifícate bien para que la noche no sea na verdadera pesadilla para ti y puedas disfrutar de la velada como los demás. La clave está en perder un poco de tiempo unos días antes y planificar muy bien el menú. Piensa en el número de comensales que sois, en la compra que tienes que hacer y en las recetas que vas a elaborar. Sigue estos 5 consejos si estas navidades te toca cocinar.

No intentes que todo sea para todos

Cuando se junta mucha gente alrededor de la mesa es muy difícil que todo sea del agrado de todos. Hay gente muy agradecida y que come de todo... todo les gusta, ¡el sueño de un anfitrión!. Pero, no nos engañemos, no es lo normal. A las numerosas alergias e intolerancias (celíacos, intolerantes a la lactosa, alergia a los frutos secos, al marisco), hay que añadir restricciones de otro tipo, ligadas a la religión, la dieta o el estilo de vida: vegetarianos, veganos, personas que no comen cerdo, etc. Y por si todo esto fuera poco, están los gusto. Ya sabes, la cuñada que no come ninguna verdura, el primo que le repugnan los langostinos, al tío al que le la carne le gusta calcinada, y la sobrina a la que no le gustan los pescados... claro que, a su hermana le chifla la merluza, pero lo que no come son sopas, de ningún tipo.

Bueno, piensa que la mejor manera de comer a la carta es en un restaurante. Pero no en tu casa si la única cocinera o cocinero que hay eres tú. Intenta pensar en un menú general que sea del gusto general de la mayoría. Y después piensa en unos entrantes variados para que cada cual coma lo que más le gusta. Y si a alguien no le gusta el plato principal, pues que tome doble ración del primero.

¡No te pases!

Es cierto que el día 25 de diciembre, día de Navidad, se suelen comer las sobras de Nochebuena. Pero de ahí a que te pases una semana y media comiendo sobras... hay una enorme diferencia. Sabemos que es el temor de cualquier anfitrión: que sus invitados se queden hambre. Pero intenta ser razonable y no pasarte. No compres comida como para alimentar a todo el bloque de vecinos. Es norma que, como vas a hacer varias elaboraciones entre aperitivos y entrantes, un primer plato, un plato principal y postres... comamos poca cantidad de cada uno y sobre. Pero con mesura.

Cocina con antelación

Como hemos dicho, la clave en que todo salga a pedir de boca, y de que disfrutes de la velada como el resto aunque tengas es cocinar es una buena planificación. A la hora de decidir el menú ten muy en cuenta cuanto tiempo lleva cada elaboración y en que momento ha de cocinarse. Si elijes distintos platos y todos deben cocinarase al momento... ya te anunciamos que vas a sufrir agobios. Piensa en que por lo menos uno de los platos principales se pueda dejar hecho con antelación a falta de, tan solo, calentar: una crema de marisco, una sopa de pescado, un guiso de verduras... Lo ideal es que al menos la mitad o incluso un poco más de la cena, la puedas cocinar el día anterior.

Sencillez-dificultad, un complicado equilibrio

Sabemos que en estas fechas te gustaría lucirte con tus mejores recetas y demostrar a las personas que más quieres todos tus conocimientos de cocina. Pero debes planificar un menú equilibrado... también en función de la dificultad de los platos. Si elaboras un plato muy complejo y que va a requerir muchos pasos previos y elaboración, lo mejor es pienses en unos entremeses fáciles y rápidos. Ganarás en tranquilidad. 

¡Pide ayuda!

Precisamente en estas fechas... lo que debe imperar es el espíritu navideño. No queremos supermanes ni superwomans. Una cosa es que tú seas el anfitrión o anfitriona y de ti dependa el menú principal. Y otra, que lo hagas tú todo, de cabo a rabo.  De modo que... ¡pide ayuda!. ¿por qué no encargas a alguno de tus familiares se haga cargo del postre? ¿y por qué no pides a otro, que tenga buena mano con la cocina, que vaya un rato antes a tu casa para que te eche una mano en la cocina? Y los demás, que pongan la mesa, que vayan sacando platos, que descorchen...

En Demos la vuelta al día: Esta Navidad sal de la rutina

En Demos la vuelta al día: 7 trucos para impresionar estas navidades

En Demos la vuelta al día: Navidades veganas

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.