Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

5 Consejos para evitar que la comida termine en la basura

Reportaje
13 Enero 2017
Échale imaginación a la cocina y prepara platos para aprovechar ingredientes o platos ya cocinados, planifica tus menús semanales, compra solo lo que necesitas y practica el arte de la congelación. Consejos prácticos para evitar tirar comida.

Ir a por el paquete de queso rallado para poner un poco por encima de la lasaña que vas a gratinar… y ver que tiene moho. Después de un gran sofrito… se queda en la nevera medio pimiento rojo, un trozo del pimiento verde, un cuarto de cebolla y medio calabacín…. Carne de cañón para terminar en el cubo de la basura… igual que los restos que quedan en el plato y, peor aún, la porción de más que siempre preparas. Toma nota de estos 5 consejos para evitar que la comida termine en la basura

Se calcula que en España se desperdician 7,7 millones de toneladas de alimentos cada año. A nivel global, la cifra es aún más escalofriante: la tercera parte de la producción mundial de alimentos va a la basura. Más que en ningún otro ámbito: hostelería, distribución… el despilfarro de comida es mucho mayor en los hogares. El 42% de la comida desechada proviene de los hogares, el 14% de la hostelería, el 39% se pierde en los procesos de fabricación y el 5% durante la distribución. Aun así, en los últimos años, debido a la crisis, la cantidad de comida comprada por habitante ha disminuido y muchos expertos creen que se debe a que tiramos menos y aprovechamos más.

En nuestro día a día se pueden hacer muchas cosas para evitar el desperdicio. Desde luego, evitar tirar comida en el hogar no es una tarea sencilla… pero con estos sencillos consejos lograrás minimizar el problema al máximo. 

1. Platos con sobras:

Existen multitud de recetas que son ideales para aprovechar sobras. Algunos son muy populares… como las croquetas, elaboradas a partir de los restos de la carne del cocido, o la ropa vieja. Pero existen muchas otras recetas ideales para aprovechar, o bien restos de ingredientes sueltos, o bien restos de comida ya preparada. Un ejemplo de receta para aprovechar ingredientes sueltos sería un wok oriental con los restos de verduras sueltas; y con pequeños restos de un plato preparado de carne o de pescado… se puede hacer un estupendo acompañamiento de un plato de arroz o de pasta.

2. Planificación:

La planificación previa en la cocina es esencial. Hacer un menú semanal te ayudará mucho a la hora de hacer la compra, a la hora de cocina, y a la hora de gestionar las sobras y los excedentes. De hecho, en este menú semanal ya deberías tener en cuenta recetas que se hace con ingredientes comunes… por ejemplo, si planificas para el lunes comer pisto manchego, al que le pones un poco de berenjena pero nunca una entera… planifica comer dos días después unas berenjenas a la parmigiana.

3. Haz bien la compra:

Lo mejor para protegernos y no desperdiciar, es hacer una compra razonable en cantidades. Así que compra siempre con la lista en la mano, hazlo sin hambre o te arriesgarás a llenar la nevera de chucherías varias y compra por unidades y solo lo que vayas a utilizar.

4. Conoce las fechas de caducidad y fecha de consumo preferente:

Es un gesto habitual abrir la nevera, coger ese último yogur que se había quedado olvidado al fondo… mirar la fecha… y tirarlo a la basura. Sin embargo… ¿sabías que los yogures ya no tienen fecha de caducidad sino fecha de consumo preferente? La diferencia significa que un alimento con fecha de caducidad debe desecharse superada esa fecha y un alimento con fecha de consumo preferente se puede consumir superada esa fecha, aunque ha podido perder alguna de sus características. Antes de tirar un alimento, asegúrate del tipo de fecha con la que cuenta.

5. Congela:

Casi todos los alimentos cocinados se pueden congelar… así que el hecho de preparar comida de más ya no debe ser excusa para que termine en la basura. Las legumbres y los guisos quedan especialmente bien tras ser descongelados. Otros platos pueden perder algo de textura… y para los platos cocinados que peor resultado da congelarlos, como las patatas y las verduras… puedes hacer un puré y éste ya sí, se puede congelar perfectamente.

En Demos la vuelta al día: 20 trucos del almendruco para hacer bien la compra 

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.