Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

5 alimentos para prevenir el cáncer de mama… y otros 5 a evitar

Reportaje
19 Octubre 2015
Controlar los factores de riesgo y adoptar hábitos de vida saludables son las mejores armas para prevenir el cáncer de mama. En el Día Internacional contra el cáncer de mama… te contamos con los mejores hábitos alimenticios.

El mes de octubre tiene un día para ser marcado en rosa: el día 19 de octubre, Día Internacional contra el cáncer de mama. Cada año, se diagnostican más de 25.000 casos de cáncer de mama en España. Y cada día son más las mujeres que se enfrentan a la enfermedad y la superan… la prevención es muy importante, y la alimentación juega un papel crucial. Estos son 5 alimentos contra el cáncer de mama… y otros 5 a evitar.

Aceite de oliva

Una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva extra, hasta un litro por semana y familia, reduce hasta en un 66% el riesgo de cáncer de mama, según las conclusiones del estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), publicado por la revista Jama Internal Medicine, y coordinado por la Universidad de Navarra. En este ensayo clínico se siguió a un grupo de 4.200 mujeres con “alto riesgo cardiovascular” de entre 60 y 80 años durante 7 años, y se las dividió en tres grupos. El primero seguía una dieta mediterránea. El segundo seguía la misma pauta de alimentación añadiendo nueces y otros frutos secos. En el tercero, a la misma pauta de dieta mediterránea, se le reforzó con aceite de oliva virgen extra. La incidencia de cáncer de mama entre los dos primeros fue similar, pero en el tercero, se redujo en un 32%.

Legumbres

Lentejas, garbanzos, alubias… pero también soja o cacahuetes. Incrementar el consumo de legumbres y que formen parte de nuestra dieta habitual son saludables y, según el American Institute for Cancer Research, uno de los grupos de alimentos más importantes para prevenir el cáncer.

Cereales integrales

Los cereales integrales, es decir, los que conservan parte de su cáscara o… mejor dicho, su fibra, aceleran el tránsito intestinal. Tienen la capacidad de arrastrar las sustancias cancerígenas por lo que previenen  el cáncer de estomago y de colon. Y al impedir que sean absorbidas esas sustancias, también protegen contra el cáncer de páncreas y de mama. Así que… el pan o la pasta, mejor integrales.

Frutas frescas

Toda la fruta es recomendable para prevenir el cáncer de mama, pero especialmente los cítricos ricos en vitamina C y flavonoides como las naranjas, los limones, los pomelos y las mandarinas. Al mismo tiempo, la granada también tiene capacidad para inhibir el crecimiento de las células cancerígenas gracias a su contenido en taninos, flavonoides y polifenoles… todos potentes antioxidantes. Por último, los arándanos constituyen uno de los anticancerígenos naturales más potentes. 

Verduras y hortalizas

Para prevenir el cáncer de mama se debe incluir en la dieta habitual verduras y hortalizas variadas. Especialmente las de hojas verde como las espinacas, las acelgas, la col, además de coliflor, brócoli o el tomate. También se deben incorporar verduras y frutas ricas en carotenoides. Son fáciles de reconocer, por el color naranja que les confiere: zanahoria, boniato, pimientos anaranjados, caquis, caquis o melón tipo cantalup.

….y LO QUE DEBES EVITAR

Carnes rojas

El consumo de carnes rojas: ternera, así como cordero o cerdo cuando no son pequeños, debe limitarse a no más de dos raciones semanales. Y sea como sea hay que dar prioridad a las partes más magras que a las grasas. No existe vinculación entre consumo de carnes rojas y el desarrollo de cáncer de mama. Sin embargo, el  American Institute por Cancer Research recomienda limitar su consumo porque incrementa el riesgo de cáncer de colon, el segundo más frecuente en mujeres, después del de mama. 

Alimentos procesados

De la misma forma, alimentos como los embutidos, las salchichas y las chuletas ahumadas favorecen el desarrollo de cáncer de colon. Por otro lado, Se debe limitar la comida rápida a nuestra dieta... más que como algo ocasional. ¡Ah!, y, por supuesto, si esa hamburguesa o esa pizza son caseras en lugar de precocinadas o de cadenas de comida rápida... tanto mejor.

Grasa

Hay que evitar en la medida de lo posible la grasa en la dieta, sobre todo la saturada. Hay que limitar el consumo de quesos, mantequilla, tocino, carnes grasas, coco, aceites como los de palma, las grasas denominadas ‘trans’, tan presentes en bollería industrial y en los platos preparados y precocinados.

Alcohol

Aunque no es un alimento propiamente dicho… hay que ser prudente con el alcohol. El American Institute por Cancer Research recomienda limitar el consumo de todo tipo de alcohol al mínimo.

Bebidas azucaradas

Los refrescos esconden mucha más azúcar de la que creemos. El American Institute por Cancer Research calcula que estas bebidas se asocian con 180.000 muertes por enfermedades crónicas en adultos cada año, 6.000 de las cuales son por cáncer.

En Demos la vuelta al día: 7 dietas que NO debes seguir (son peligrosas para tu salud)

En Demos la vuelta al día: Alimentación, primer paso de la salud

En Demos la vuelta al día: 10 alimentos para cuidar tu corazón

En Demos la vuelta al día: Por una alimentación saludable para todos

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.