Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Un premio, un sueño

Noticia
1 Octubre 2015
Disfrutar de un gran premio en compañía de los que han sido compañeros y amigos durante el II Campeonato...no tiene precio.

Han pasado mas de dos meses después de la gran final del II Campeonato demos la vuelta al día y nos volvimos a juntar. Esta vez sólo los ganadores de la gran prueba por equipos en ese magnifico día de Feria. El equipo blanco volvía a reunirse para celebrar ese gran triunfo. Esta vez disfrutando de una cena en el Restaurante Arce (página de FB, aqui) de Iñaki y Unai Camba.

Expectación máxima ya que nos habían hablado de ciertas curiosidades que tiene dicho restaurante. Así que nos presentamos dispuestos a disfrutar de nuestro premio y de una gran velada.

Recibidos como damas y señores –primer punto a su favor- por Iñaki, nos condujo a nuestra mesa. Allí y tras un primer ofrecimiento de bebida se sentó con nosotros libreta en mano y comenzó la magia.

Al igual que una pequeña aldea de irreductibles galos, el Restaurante Arce será de los pocos –por no decir el único- en el que se canta la comanda. Se nos inicia el interrogatorio con nuestra sensación de apetito. ¿Hambre? ¿Mucha? ¿Poca? ¿Apetito? ¿Hambruna? Tras esto comenzamos la selección del plato principal. Es el que primero se elije. Carne o pescado, con variedad dentro de cada una de estas dos primeras opciones.

A partir de aquí vamos hacia atrás en la confección del menú. Y siempre con opciones para ir eligiendo. Y estas dando pié a otras hasta que se configura un menú, podemos decir, que adaptado a cada uno de los comensales. Incluido el vino.

Al principio estábamos un poco cortados pero vimos que si no espabilábamos se nos comían la merienda así que…al final el juego se convirtió en algo fascinante. Una gran aventura que te involucra de una manera especial haciendo que la propia configuración del menú sea también importante.

Otra cosa es que después Unai, que es el que confecciona los platos ande un poco mas ajustado ya que este sistema de selección de menús no da pie a mucha preparación previa. Asi tanto Unai como el resto de ayudantes y colaboradores de cocina trabajan a contra reloj para crear una secuencia de platos que en ningún momento se nos hizo lenta ni nos atragantamos con los platos. En su justa medida. Además se nos advirtió que si nos quedábamos con hambre o queríamos repetir algún plato, todo era cuestión de avisar.

Todos probamos de todo. Era imposible no hacerlo. Al igual que las fotos. Pero no eran lo importante de la cena. No os destriparemos el contenido de la misma; mas que en fotos pero sin describir. Creo que el acercarse al restaurante y ser participe una vez de esta aventura bien lo merece hacerlo virgen.

De este modo fuimos avanzando entre conversaciones, risas, algún que otro whatsapp y muchos brindis. Por nosotros, por los que no estaban, por las siguientes…porque al final el premio no solo era el sitio; poder volver a juntarnos, a recordar, a planear, a sentirnos por unas horas los dueños del mundo tenia su aquel. Como cuando los habitantes de cierta aldea ganaban una batalla y lo celebraban con un gran banquete.

Durante la cena tanto Iñaki como Unai se acercaron varias veces a charlar con nosotros. A contarnos anécdotas, historias, a darnos trucos,…como un miembro mas de la mesa. A contarnos su experiencia de vida. ¡Hasta nos metimos en la cocina!

No podíamos irnos sin la foto de rigor. Pues hasta ese detalle lo hicieron especial. ¿Dónde nos ponemos?¿Hay suficiente luz? ¡Camarero!¡Hágase la luz!

Salimos como en una nube. Relamiéndonos de esos últimos coletazos de buen hacer y dispuestos a seguir celebrando. Pero esa es otra historia del equipo blanco, de la aldea del Arce.

Javier Álvarez Atarés, finalista del II Campeonato Demos la vuelta al día

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.