Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Técnicas de meditación

Noticia
18 Marzo 2016

Hace poco nos encantó poder compartir con vosotras “Yoga, una Filosofía de vida”, dentro de este artículo quisimos daros a conocer las diferentes prácticas que conforman el Yoga, siendo una de las piedras angulares la Meditación, una de las más beneficiosas para cualquier persona que se plantea seguir esta filosofía, y que realizada con constancia en el tiempo nos reporta beneficios cómo la paz y bienestar interior que pueden aportar para el día a día en la vida de cada individuo.

Con la práctica de la Meditación buscamos poder llegar a nuestra fuente de sabiduría interior, allí es donde se alberga nuestra mayor fortaleza.

Es paradójico cómo el ser humano ha conseguido grandes proezas en el mundo de las tecnologías y, sin embargo, no somos capaces de ahondar en nosotros mismos, localizar el origen, la raíz de aquello que consigue calmarnos y que por ende nos aporta ese equilibrio tan necesario para conseguir aquello que tanto anhelamos, pero que muchas veces en la búsqueda del mismo escogemos la opción errónea para tal fin, que no es otro que VIVIR MEJOR. Y es que muchas veces no somos conscientes, pero la vida que nos rodea en la actualidad parece estar conformada o diseñada de tal modo que jamás en nuestros vertiginosos y alocados días nos paramos por un instante para mirar en nuestro interior y conseguir, aunque sea por unos instantes, entrar en contacto con nuestra alma.

Pues bien, queremos enseñaros las herramientas o guías para realizar una correcta meditación y conseguir (no sin una firme constancia) responder a preguntas que muchas veces e incluso de manera inconsciente nos inquietan y preocupan, tales como:

•¿Quién o que soy?

•¿Por qué existo?

•¿De dónde vengo y a dónde voy?

•¿Cuál es mi misión aquí?

En primer lugar, hemos de tener en cuenta dos aspectos esenciales:

La relajación

Como ya os hemos comentado, el ritmo que podemos tener en la vida moderna puede provocar grandes males tanto a la parte física como mental y espiritual de las personas. Es por ello que debemos pararnos por un instante y dedicarnos unos minutos a realizar ejercicios que nos ayuden a liberar esta tensión.

Uno de los ejercicios que nos pueden servir de gran ayuda es el siguiente: tumbados en el suelo boca arriba (puedes usar una esterilla o alfombra) debes tensar todo tu cuerpo, como si quisieras atravesar esa superficie, tira de tu cuerpo hacia abajo. Acto seguido y empezando por los dedos de los pies, comienzas a soltar, parte por parte prestando y tomando conciencia de cada hueso, músculo que conforman tu cuerpo, hasta que llegues a la cima de tu cabeza.

No nos damos cuenta, pero el propio hecho de ir analizando todas las sensaciones que pueden provocar ejercicios como estos donde tomas consciencia de todo tu ser y entras en contacto de manera tácita con él, provoca una paz y un estado físico y mental que todo aquel que lo experimenta reconoce no encontrarlo de ninguna otra manera.

Concentración

Es la herramienta que nos ayuda a dirigir y mantener la mente en el lugar que conscientemente queremos. Además de ayudarnos a utilizar la mente de un modo más eficiente, conseguimos con ello profundizar mucho más en la Meditación.

Es muy común que cuando uno intenta Meditar empiece a pensar en otras cosas ajenas al tema sobre el que desea profundizar. Para ello, has de evitar luchar con la idea de liberar a la mente de dichos temas y quedarte observándolos, ya que si luchas contra ellos conseguirás darles más fuerza. Así mismo, haciendo lo opuesto, conseguirás el efecto contrario.

Por último, os daremos algunos consejos previos a comenzar con la Meditación:

•Debes escoger el lugar apropiado e intentar realizar todas tus sesiones siempre en el mismo sitio

•Antes de empezar, observa tú respiración, sin querer imponerle un ritmo, simplemente hazlo de tal manera que te haga sentirte cómodo

•Utiliza prendas que resulten cómodas. A ser posible de fibras naturales (algodón, lino, etc.)

•Evita tumbarte demasiado cómodo, ya que puedes llegar a quedarte dormido. La mejor postura es sentado usando un cojín ya sea en el suelo o en una silla. Es una sugerencia, ya que lo realmente importante es que te sientas a gusto

•Evita comer antes de realizar la meditación ya que al estar haciendo la digestión puedes sentir ciertas incomodidades

•La hora más aconsejable para meditar es a primera hora de la mañana o al mediodía ya que tanto la respiración como la mente están en un estado mucho más óptimo

¿Preparadas para conseguir ese estado de bienestar y paz interior?

Movewoman

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.