Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Poesía para alimentar el alma

Noticia
21 Marzo 2014
En el Día Mundial de la Poesía, os ofrecemos una pequeña selección de poemas para comérselos y bebérselos… Porque la gastronomía puede llegar a ser poesía sobre el plato… y la poesía, alimenta.

¿Qué es acercarse y percibir el aroma de un cordero asado en horno de leña? ¿y el hilo de aceite de oliva que cae sobre la rebanada de pan tostados con tomate natural por encima? ¿y el cuchillo que se desliza sobre el jamón pata negra, sacando leves lonchas de ese tesoro veteado? ¿ las ascuas crepitando bajo la paella, llena de granos de oro y azafrán? Son, pura poesía para el paladar.

Y como la gastronomía puede llegar a ser poesía sobre el plato… y la poesía alimenta… hoy nos detenemos en esas líneas rimadas con las que alimentar el alma.

El amor, los sentimientos, el dolor, la belleza, la naturaleza o la denuncia social son las fuentes de las que con más frecuencia han bebido los poetas para inspirarse. Pero también tenemos algunos estupendos ejemplos de poesía gastronómica. Los autores se han parado a mirar la mesa y sus platos, los alimentos, los paisajes en los que crecen, las comidas con las que crecieron…

   En la hora azul del almuerzo,

   la hora infinita del asado,

   el poeta deja su lira,

   toma el cuchillo, el tenedor

   y pone su vaso en la mesa,

   y los pescadores acuden

   al breve mar de la sopera.

   Las papas ardiendo protestan

   entre las lenguas del aceite.

   Es de oro el cordero en las brasas

   y se desviste la cebolla.

Pablo Neruda. “El gran mantel” (fragmento)

 

   Olivares, Dios os dé 

   los eneros 

   de aguaceros, 

   los agostos de agua al pie, 

   los vientos primaverales, 

   vuestras flores racimadas; 

   y las lluvias otoñales 

   vuestras olivas moradas. 

   Olivar, por cien caminos, 

   tus olivitas irán 

   caminando a cien molinos. 

Antonio Machado. “Los olivos” (fragmento)

 

   El vino tiene

   el color

   de las rosas

   tal vez no sea sangre

   de viñas

   sino de rosas

   quizá no sea cristal

   este cáliz

   sino azul de mar profundo

   tal vez no haya

   noche

   sino un párpado de día.

Omar Khayyam. “Rubaiyat”  (fragmento)

 

   Una noche el alma del vino cantaba en las botellas

   hombre, oh querido desheredado, hacia ti dirijo

   desde mi prisión de vidrio y mis lacres bermejos,

   un canto lleno de luz y fraternidad.

   Sé bien que es preciso, sobre la colina ardiente,

   sufrir y sudar bajo el sol abrasador,

   para engendrar mi vida y para darme el alma;

   pero no seré ingrato o malhechor.

   Pues siento una alegría inmensa cuando caigo

   en la boca de un hombre cansado por su faena

   y su pecho caliente es un dulce sepulcro

   donde me siento más a gusto que en mi fría bodega.

 

 

Charles Baudelaire. “El alma del vino” (fragmento)

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.