Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

El deporte en las etapas de la mujer

Noticia
15 Julio 2016

Tengas la edad que tengas, hacer ejercicio es una de las actividades más recomendables que puedes llevar a cabo en tu día a día. Pero antes de calzarte las zapatillas, ten en cuenta que hay un deporte o actividad indicada para cada etapa vital.

Adolescencia

La práctica de deporte es una de las actividades más positivas para los adolescentes. Pero si además se trata de un deporte de equipo, los beneficios son aún mayores. Algunas de las características de los deportes que se practican en grupo son inmejorables para su formación en esta etapa fundamental de sus vidas: Disciplina, la importancia de las normas, trabajo en grupo, liderazgo, solidaridad, tolerancia a la frustración…

A esta edad, el cuerpo está en su mejor momento, cualquier deporte es bueno, siempre y cuando no se fuerce en exceso y provoque lesiones.

Adultos

Entre los 25 y los 35 años son muchos los que dejan el deporte de lado por pereza o falta de tiempo. La condición física de las personas que no practican deporte de modo regular entre los 25 y 35 años empieza a deteriorarse de manera progresiva a partir de ese momento, lo que conlleva la aparición de problemas de salud y mala calidad de vida. 

Hoy en día se vive en sociedades desarrolladas que favorecen llevar una vida sedentaria debido al uso constante de medios de transportes, al tipo de trabajo, a la automatización de tareas domésticas, etcétera, y esto hace que el ejercicio físico brille por su ausencia. No te dejes llevar por el tedio y la comodidad y pon tu cuerpo en movimiento.

Los objetivos que se buscan cuando se practica deporte suelen ser: Liberar estrés, aprendiendo a relajarse, mejorar la condición física, intentar llevar una correcta respiración, aprender a tener posturas corporales correctas para evitar lesiones…

Embarazadas

Durante el embarazo, la práctica de ejercicio físico es una de las cuestiones que más dudas provoca en las embarazadas. En la actualidad, el ejercicio físico forma parte del estilo de vida de muchas mujeres, independientemente de su nivel de entrenamiento y tiene numerosas ventajas: El ejercicio favorece el parto, disminuye el dolor lumbar, previene la aparición de diabetes en el embarazo, previene el aumento excesivo de peso en la embarazada, mejora el crecimiento de la placenta. Ejercicios como caminar, montar en bicicleta estática, aeróbic de bajo impacto o natación son algunos ejemplos de los deportes que podrían realizar.

Menopausia

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que implica muchos cambios físicos y emocionales. Un estilo de vida adecuado que incluya la práctica regular de ejercicio y una dieta equilibrada, evitando el consumo de tabaco y alcohol, y descansando lo suficiente, ayuda a controlar el peso, a reducir la pérdida de masa ósea, y a mejorar ciertos síntomas asociados a este periodo como los sofocos, el insomnio y la irritabilidad, entre otros. 

El tipo de deporte o de ejercicio más apropiado para la menopausia debe ser el que se adapte mejor a la edad, características y condiciones físicas de la mujer que lo va a realizar. No es lo mismo haber practicado deporte toda la vida y estar bien de peso, que ser una persona sedentaria con algunos kilos de más.

En principio, caminar y nadar son ejercicios al alcance de todo el mundo, y su frecuencia e intensidad se pueden ir aumentando progresivamente. Lo mejor es consultar con el médico antes de iniciar un programa de ejercicios, para que este realice un reconocimiento previo y compruebe que no existan contraindicaciones que pongan en peligro la salud.

Otros ejercicios muy recomendables para las mujeres menopáusicas, que mejoran la flexibilidad y resistencia y ayudan a relajarse son el yoga y el Pilates.

Mayores de 60

Aunque los beneficios del ejercicio físico se aprecian en cualquier momento de la vida, a partir de cierta edad mantenerse activo resulta imprescindible para reducir los trastornos asociados al proceso de envejecimiento.

Tener más de 60 años no es una excusa para no realizar ejercicio físico; de hecho, está comprobado que mantenerse activo es uno de los mejores elixires de juventud. La práctica de ejercicio de intensidad moderada ayuda a evitar la pérdida de masa ósea y la atrofia muscular propias de la vejez, a lo que hay que sumarle que es un antídoto contra los problemas metabólicos, las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, las neurodegenerativas, y las caídas, mientras que potencia la secreción de endorfinas u ‘hormonas de la felicidad’, las relaciones sociales, mejora el descanso…, y un sinfín de propiedades por las que practicar gimnasia es una práctica especialmente beneficiosa para las personas mayores.

Movewoman

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.