Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

Cómo realizar la ‘operación bikini’ de forma equilibrada

Noticia
27 Mayo 2016

Hay quien decide aprovechar la primavera para comenzar a ejercitarse y cumplir así con uno de los propósitos del año: la conocida 'operación bikini'. Es en esta época cuando se llenan los gimnasios y los centros deportivos, para empezar a llevar una vida menos sedentaria y practicar algún tipo de deporte. Pero después de largos periodos sedentarios hay que tener precaución.

Lo que hay que tener claro es que no existen los milagros. Si no has realizado ningún tipo de actividad y no has llevado una alimentación saludable en todo el año, es imposible que consigas llegar al verano con el cuerpo que quieres, o por lo menos, no de una forma saludable. Sin embargo, nunca es tarde para empezar a cuidarse, y aunque no de manera inmediata, seguro que empiezas a notar los resultados en breve.

La motivación por lograr un objetivo es básica pero la constancia es fundamental en el ejercicio. 

De manera que, todo aquel que quiera comenzar a cuidarse lo primero que debe hacer es una revisión médica. Este primer paso es recomendable si nunca has hecho ejercicio o hace tiempo que no lo haces, y obligatorio en el caso de que tengas algún tipo de patología o lesión que pueda verse agravada con el inicio de cierta actividad o ejercicio. Por ejemplo, si sufres de hernia discal o tienes una lesión en la rodilla, correr no será una actividad que te convenga. El reconocimiento médico es un trámite que no sólo nos permitirá conocer mejor nuestro estado de salud, sino también adaptar el tipo de actividad según el resultado y obtener, así, mayores beneficios a la hora de practicarla.

También debes recurrir a expertos para que te ayuden a tomar decisiones sobre la progresión del entrenamiento y a fortalecer las zonas corporales más necesarias para la actividad deportiva. Muchas personas se lesionan o se agotan fácilmente al ser bruscos a la hora de ejercitarse, por lo que hay que tener precaución al iniciarse en un entrenamiento o deporte. Es importante adaptar el sistema nervioso a los nuevos estímulos que el recién iniciado en el deporte va a tener y trabajar los grandes grupos musculares lo que significa no empezar de golpe sino preparar el cuerpo a los nuevos movimientos con rutinas progresivas.

El deporte que se elija practicar tiene que ser progresivo, añadiendo poco a poco más dificultad y duración.

Por supuesto, la alimentación es fiel compañera del ejercicio para lograr nuestro objetivo y normalmente ‘la operación bikini’ viene acompañada de dietas excesivamente hipocalóricas que no respetan el correcto equilibrio entre los distintos nutrientes necesarios.

Si se sigue una dieta inadecuada y se logra perder peso, al retomar unos hábitos alimenticios adecuados el peso se volverá a ganar ya que la pérdida de peso rápida en la mayoría de ocasiones es una pérdida de líquido y masa muscular, no de grasa. Además, estas dietas pueden resultar muy estrictas y llevar a la persona que las sigue a estados de ansiedad que pueden manifestarse mediante ingestas compulsivas e incontroladas de comida.

Por eso, una dieta sana empieza por una compra saludable, que te permita cocinar platos sanos en la que no debe faltar la fruta, la verdura y las hortalizas. Como norma general, hay que llevar una dieta variada y completa: comer de todo, pero en las proporciones adecuadas y lograr una buena hidratación.

El peso ideal se debe conseguir trabajando pacientemente por unos correctos hábitos de alimentación y vida saludable y mediante la realización de ejercicio físico suave y regular. 

Movewoman

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.