Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

10 claves para entrenar tu cerebro

Noticia
10 Octubre 2017

En nuestro cerebro hay 100 mil millones de neuronas conectadas que son el resultado de 600 millones de años de evolución del sistema nervioso. Si tenemos en cuenta que el envejecimiento de la población en los países desarrollados debido al aumento de la esperanza de vida es un hecho, no es extraño que la ciencia y la medicina tengan como uno de sus principales retos, solventar los problemas derivados del envejecimiento del cerebro. A partir de los 60 años todos nos enfrentamos a un deterioro cognitivo, cuyo peor exponente es el Alzhéimer.

Pero la disminución de la función mental no es inevitable. Los adultos pueden crear neuronas adicionales en el cerebro para ayudar a compensar las que se van perdiendo poco a poco a medida que avanzaba nuestra edad.

Según numerosos estudios el cerebro, al igual que el resto del cuerpo, también debe y necesita ser ejercitado, para que los millones de neuronas y sus conexiones, tengan un funcionamiento más óptimo. Entrenar el cerebro, está demostrado, retrasa el deterioro y la pérdida de memoria. No hay que olvidar que el cerebro es un músculo y que, como tal, se puede entrenar. Te damos 10 claves para entrenar tu cerebro.

Come sano

Llevar una dieta saludable y una buena alimentación es clave para mantener una vida saludable. También es importantísima para mantener tu cerebro en plena forma. En general la dieta ha de ser completa y variada… pero si de cuidar nuestro cerebro se trata, y de favorecer el rendimiento intelectual hay ciertos alimentos que debemos tener especial en cuenta. Sobre todo, todos los alimentos ricos en omega-3, como el salmón, las sardinas o el atún. También debemos potenciar los alimentos con hierro, yodo y vitamina B12.

Haz ejercicio

El ejercicio físico además de mantener tu cuerpo sano, aporta un mayor flujo de sangre al cerebro suministra oxígeno y nutrientes fomentando el crecimiento de nuevas células cerebrales.

Sonríe

No subestimes el poder de la serotonina. Ríe y disfruta todo cuanto puedas… tu mente te lo agradecerá. Está demostrado que las personas que ríen con frecuencia son mejores a la hora de resolver problemas diseñados para medir el pensamiento creativo del lado derecho del cerebro. Solo hay un momento para ponerse serio: cuando estamos realizando tareas no creativas que requieran concentración.

Sé curioso

Interésate por temas de los que no sabes mucho, busca respuestas a nuevas preguntas. Esfuérzate por aprender algo nuevo cada día. Puedes apuntarte a actividades colectivas que te permitan hablar con la gente sobre temas que te resulten estimulantes. Una buena idea puede ser aprender un nuevo idioma, lo que ayudará a ejercitar la aprte de tu cerebro que almacena la información del idioma, incluso te hace mejorar al hablar tu propio idioma.

Lee

Lee todo lo que caiga en tus manos, pero hay que tener en cuenta que cuanto más difícil sea el texto más estarás haciendo trabajar a tu cerebro.  

Apaga la TV

Un rato está bien… pero no vivas pegado al televisor. Mientras lo haces, tu cerebro está en stand by, por decirlo de alguna manera. Y cuando veas la televisión… evita la denominada televisión basura y busca programas, series o películas que te obliguen a pensar  y a analizar lo que está pasando en la pantalla.

Cambia la mano dominante

No se trata de que intentes escribir con la mano izquierda (o la derecha, si eres zurdo), sino de que realices pequeñas tareas con la otra mano, como por ejemplo cepillarte los dientes o coger el vaso con la mano contraria a la que lo haces habitualmente. Esto fortalecerá las conexiones entre las células nerviosas de tu cerebro y ayudará a desarrollar la parte del cerebro que estimula esos músculos. Ve de las cosas más sencillas a las más complejas, evitando siempre, eso sí, las tareas que puedan resultar peligrosas, como picar una cebolla con la mano contraria o conducir.

Hidrátate

Hidratarnos con agua mejora nuestro rendimiento cognitivo. Por el contrario, la deshidratación repercute en el rendimiento intelectual, provocando lentitud del pensamiento y de los reflejos.

Duerme bien

Dormir poco afecta a la capacidad de reacción de nuestro cerebro. Mientras duermes, tu cuerpo elimina las toxinas de tu cerebro. Si quieres proteger tu cerebro, asegúrate de dormir las horas necesarias.

Fuera estrés

El estrés es uno de los grandes enemigos del cerebro… de modo que intenta apartar el estrés de tu vida.

En Demos la vuelta al día: Dieta para combatir la alergia

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.