Newsletters
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Entrar

¡Buenas tardes, adelante, bienvenidos!

Blog
8 Octubre 2014
He aprendido diversos tipos de cocción y texturas casi inimaginables, como por ejemplo cómo hacer una tierra de berenjena. En el momento del pase, ayudo a emplatar; eso sí, siempre con las pinzas, que ya desde el primer día me adjudicaron unas. La verdad que es comodísimo y súper útil utilizarlas.

Fue real. A las 10:00h. de la mañana del día 1 de octubre empecé a formar parte del equipo de Mario Sandoval, en Coque. Fue como el primer día en un trabajo nuevo. Algún que otro nervio rondaba por mi barriga. Me encantó la sensación de sentir que mi vida está llena de esos pequeños momentos, que se convierten en grandes (a veces, muy grandes) cuando los veo en perspectiva cuando ha pasado cierto tiempo.

La media hora de tren hasta Humanes me pasó volando. Fue fácil encontrar el restaurante, ya que está muy bien indicado. Yo creo que, el restaurante Coque, es uno de los sitios por los que se reconoce Humanes.

Mario ya estaba al pie del cañón, igual que todo su personal. Adrián, el jefe de cocina, me hizo una ruta por el restaurante y me fue explicando el recorrido que hacen los clientes desde que llegan hasta que se van. Comen en 5 localizaciones diferentes: la bodega, la cocina, los hornos, el comedor principal y el comedor para postre. ¡Vaya experiencia gastronómica!
¡Chaquetilla, mandil, trapo y preparada para empezar! El primer contacto fue en la partida de verduras con Ismael, el jefe de la partida. Me gustó el comienzo. Y es que la verdad, es lo que más como, con lo cual todo lo que pueda aprender alrededor de ellas, es más que bienvenido.

He aprendido diversos tipos de cocción y texturas casi inimaginables, como por ejemplo cómo hacer una tierra de berenjena. En el momento del pase, ayudo a emplatar; eso sí, siempre con las pinzas, que ya desde el primer día me adjudicaron unas. La verdad que es comodísimo y súper útil utilizarlas.

Como te dije antes los clientes suben a la cocina. Ahí es dónde les ofrecemos uno de los aperitivos: una molleja casera ahumada rellena de carne de terneras de Guadarrama, con trufa y panceta. Como te puedes imaginar, la cocina está, en todo momento del servicio, impecable. Además, todos vamos con el gorro de cocinero.

A mi modo de ver, tiene que impresionar llegar a una cocina y ver a todos los cocineros con el gorro, cocinando y diciendo casi a la vez: '¡Buenas tardes, adelante, bienvenidos!'. Yo creo que a más de un cliente, se le tiene que poner el bello de punta.

De ahí, a los hornos con un '¡Hasta luego, buen provecho, que disfruten!' al unísono. Coque mola. Mario mola. Los compis de cocina molan.
En el próximo post te cuento qué hacen en los hornos. ¡Ah! Y en la bodega, que no te lo conté. Pero es que era imprescindible contarte el momento cocina, para abrir boca ;)

Nuria Arnau

Envía tu pregunta a nuestro chef

Si tienes cualquier duda sobre la receta en cuestión puedes utilizar este formulario para realizar tu pregunta y nuestro chef te responderá encantado.

Otros usuarios ya han enviado sus preguntas, así que si lo prefieres puedes revisar directamente las respuestas de nuestro chef.